El yogur, un alimento balanceado, sano y exquisito para todos los días

Con la imposición de la onda verde y el estilo light, proliferaron los yogures de todo tipo y sabor.

La definición técnica del yogur dice que es un producto lácteo de una consistencia cremosa y que se obtiene a partir de una fermentación de la leche, mayormente la leche de vaca. La fermentación del azúcar de la leche en ácido láctico es lo que atribuye al yogur ese sabor tan característico, fresco, ácido, y su consistencia.

En los últimos años, con la imposición de la onda verde y el estilo light, proliferaron los yogures de todo tipo y sabor.

Ahora, ¿cuáles son los beneficios reales? Muchísimos y sostenidos en el tiempo. El yogur presenta bacterias activas que se llaman probióticos y ayudan al buen funcionamiento de los intestinos, que algunas veces se pueden ver afectados por una alimentación incorrecta, por infecciones, o por abuso de medicamentos.

Más digestivo que la leche, porque su contenido en lactosa es menor, es una importante fuente de calcio, magnesio, fósforo, minerales, todos importantes para nuestros huesos. Y además aportan proteínas, indispensables para el crecimiento y para el mantenimiento de la masa muscular. Es tan sano que se puede consumir a diario sin ningún tipo de problema y se presenta en opciones varias, de acuerdo con las necesidades y posibilidades personales: entero, descremado, semidescremado, sin azúcares añadidos, bebibles, cremosos, de sabores, etc.

¿Y el colesterol?

Hay una realidad: los lácteos contienen grasas saturadas porque es una grasa de origen animal, por ello las personas con colesterol alto deben restringir mucho su consumo. Pero, tranquilos, las variantes de los yogures descremados o de bajas calorías son buenas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído