Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en cero y par (2, 4, 6, 8)

LMNeuquen ciclismo

Emotivo: Pato Albarrán encontró en el ciclismo una pasión escondida

Por iniciativa de su hijo, consiguió una bice adaptada y ya está en competencia. Emocionante historia de cuarentena.

Por Ricardo Galasso - galassor@lmneuquen.com.ar

Se emociona Roberto Albarrán cuando recuerda que su hijo, Sebastián Ismael, de nueve años, llegó un día entusiasmado y alegre a contarle que en internet había visto una bicicleta adaptada con la que podría acompañarlo a pedalear. Lo colmó de felicidad la propuesta del pequeño porque a partir de entonces podían habitar juntos un espacio diferente: pedalear a la par, algo impensado para “El Pato”, como se lo conoce en el pueblo, afectado por raquitismo, una enfermedad que contrajo en la infancia y le debilitó los huesos quitándole movilidad de las piernas.

Te puede interesar...

A los 29 años se sorprendió a sí mismo de encontrarse “paseando en bicicleta por la ciudad con mi nene. Algo que nosotros siempre quisimos hacer y no podiamos”, contó. “Es más -agregó- en uno de mis primeros recorridos descubrí el paseo de la Costanera de Chos Malal, que lamentablemente no conocía porque no me resultaba fácil recorrer la ciudad por mi condición”, explicó.

Motivado por la acción del pequeño encontró luego en el deporte una pasión nueva para seguir vinculado ya no en forma recreativa sino buscando ir cada vez más rápido.

“Ya llevo tres competencias” cuenta con entusiasmo. Mi primera carrera fue El Desafio Tres Puentes Lago Lolog; luego competí en la carrera de la Unión de Los Siete Lagos y también participé en El Gran fondo Volcán Lanín”.

Todo pintaba fantástico hasta que la pandemia del Covid-19, lo obligó guardarse y el entrenamiento que venía realizando para afrontar nuevos desafíos se cortó abruptamente.

“Es que por las circunstancias que hoy vivimos no puedo realizar mis entrenamiento en las diferentes rutas que rodean mi querido Chos Malal. Pero esto no fue el impedimento para quedarme quieto. Con un gran compromiso y sobre todo convencido de que el deporte es salud pude, gracias a mi padre, encontrarle la vuelta para seguir entrenando. Quédate en casa me dijo él: te cuido y me cuidas fueron sus palabras. Y me me fabricó un rodillo con el que hoy puedo entrenar. En momentos como este, es cuando los verdaderas actitudes salen a flote y el ser humano puede dar lo mejor de si”, afirmó y no quiso olvidarse de agradecer también al Sindicato de Petrolero Privados que me obsequió la bici el año pasado y al ministro de Deportes Luis Sanchez que me felicitó por mi esfuerzo”.

Albarrán espera como todo que pase la cuarentena para volver a las rutas no sólo a entrenar, sino también a compartir con su hijo la pasión que de alguna manera descubrió gracias a él.

Celebra haber encontrado en el deporte un camino de superación.

“En esta actividad encontré que todos somos iguales. No porque tengas una discapacidad sos nadie en la vida. Todos los deportistas con los que hablo quedan admirados de mi esfuerzo y me dicen que soy un ejemplo de vida. Y este es un mensaje que me motiva a seguir pedaleando”.

LEÉ MÁS

Neuquén, la ciudad de la Patagonia que más videos le envía a River

Ameal no le cerró la puerta a una posible salida de Andrada

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario