En casa mando yo, el Rojo volvió a la victoria y es líder

Puntero solo. Independiente hizo un gran desgaste ante Villa Mitre y logró un triunfazo. Ganó los dos que jugó como local. Ya piensa en Cipo.

Mauricio Reina
reinam@lmneuquen.com



Neuquén.-Otro gran triunfo de Independiente como local. Por la tercera fecha del torneo Federal A, le ganó 2 a 0 a Villa Mitre de Bahía Blanca y -luego del empate entre Cipo y Roca-, quedo como único líder de la zona A con 6 puntos. Ante un durísimo rival –y ante un intenso calor– el equipo de Gustavo Coronel se impuso con goles de Gonzalo Lucero y Carlos Fondacaro.

El arranque del partido fue beneficioso para la visita, que en 10 minutos llegó con peligro a través de Rodrigo Sánchez (uno de los mejores del cuadro bahiense) que la metió por debajo de Villalba, pero el juez había anulado la acción por posición adelantada. El Rojo manejaba mejor la pelota, pero le costaba ser profundo para lastimar a Tabolieri. Llegando a la media hora, la visita se acercó dos veces por vía aérea. Primero Cantoni la mandó por arriba y más tarde De Hoyos la puso junto al palo a la salida de un tiro libre, pero el juez Méndez Cedro volvió a anular, esta vez por una falta en ataque.

Sin embargo, sobre el cierre de la etapa, Fondacaro metió una pelota al fondo para la llegada de Doglioli, que pasó como una flecha y metió un centro preciso para entrada de Lucero, que sólo tuvo que empujarla para desatar el primer grito de la tarde justo antes del pitazo.

Ya en el complemento, el partido creció en emotividad e intensidad. El equipo de Sergio Priseajniuc salió más decidido buscando el arco rival, mientras que el Rojo se defendió y encontró espacios para liquidarlo en más de una oportunidad. El Tricolor de Bahía fue superior en los primeros minutos y lo pudo empatar con un gran remate del ingresado Giuntini, que Villalba –de gran partido– mandó por arriba del travesaño.

Trabajoso triunfo del rojo en casa. Lucero, Villalba y Fondacaro, los puntos más altos del local.

En respuesta, Doglioli –otro de buena producción– quedó mano a mano, pero le faltó oficio para definir y, en la contra, Manchado estuvo nuevamente cerca de empatarlo. El partido se hizo de ida y vuelta y el local casi lo liquida con Ávila, que quedó solo de cara al arco, pero hizo una de más y le taparon el tiro. Villalba volvió a aparecer para taparle un remate a Nungesser y seguir manteniendo el arco en cero.

La vertiginosidad del juego continuó y Fondacaro, cara a cara con Tabolieri, la picó excelente, pero la pelota dio en el horizontal y, en el rebote, Villa (recién ingresado) definió mal y lo bloquearon. El villero siguió yendo, y sobre el final tuvo la más clara: Sánchez aprovechó un rebote y la mandó a guardar, pero el línea otra vez levantó la bandera por posición prohibida.
En la agonía del partido, Fondacaro, con la 10 en la espalda, tuvo su revancha, quedó cara a cara con el 1, y con calidad y precisión la puso por encima y sentenció el resultado. En la próxima, el Rojo descansa y se prepara para visitar a Cipo por la quinta fecha.

"Hicimos un trabajo duro, corrimos mucho. Nos costó, aguantamos lo que más pudimos y por suerte al final pudo llegar el gol que sirvió para dejar los tres puntos en casa. Se jugó un gran partido". Carlos Fondacaro. Autor de un golazo sobre el final del partido

"Creo que no se jugó bien, pero el resultado es positivo y esperemos seguir en esa senda. Por momentos no pudimos jugar, pero corrimos y metimos. Nos metimos atrás, pero nos defendimos bien y eso es meritorio". Matías Villalba. El arquero fue clave en la victoria.

"Le metí intensidad en el primer tiempo, por suerte pude empujarla para abrir el marcador y después estar más tranquilo. Tenemos que mantener la intensidad, por ahí nos caemos, pero esto recién empieza". Gonzalo Lucero. El volante tuvo un gran aporte

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído