EPAS: el arte de no hacerse cargo

Estamos siendo testigos de un desesperado intento de transferir culpas de las malas decisiones al municipio capitalino.

POR MARIANA ESTEVES - Subsecretaria de Innovación de la Municipalidad de Neuquén. Abogada especializada en servicios públicos.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento fue creado en 1988 y desde ese entonces es el prestador -casi- exclusivamente del Servicio Público de Agua y Saneamiento en la ciudad de Neuquén. Por lo tanto, los éxitos o fracasos en esta materia dependen del ente provincial.

La falta de inversiones, una tarifa irrisoria con idas y vueltas permanentes, falta de medidores, conexiones clandestinas e infraestructura obsoleta hacen que el servicio sea de muy baja calidad.

Hace unas semanas, durante la ejecución de una obra llevada a cabo por Recursos Hídricos -con financiamiento nacional-, un contratista rompió un caño de agua y dejó sin servicio a más de la mitad de la ciudad por el lapso de tres días. Chicos una vez más sin clases, barrios enteros sin agua, comercios y oficinas cerradas. En Villa María, más de 10 días sin servicio. Desbordes cloacales en toda la ciudad.

Ante esta situación, estamos siendo testigos de un desesperado intento de transferir culpas de las malas decisiones al municipio capitalino.

EPAS

El domingo se manifestó al respecto el concejal por el MPN, Alejandro Nicola, quien supo ser ministro de Energía, Recursos Naturales y Servicios Públicos, estando el EPAS durante varios años bajo su dependencia directa.

Desconociendo las responsabilidades que tuvo a su cargo, Nicola dice que el “EPAS lleva a cabo todas las tareas que le confiere el marco regulatorio”. ¿Pensarán lo mismo los vecinos de Villa María o de San Lorenzo? Me gustaría poder preguntarle al concejal si el EPAS se encuentra cumpliendo con la obligación establecida en los arts. 4 inc. c y art. 19 del Marco Regulatorio que disponen que ese organismo debe prestar el servicio asegurando su continuidad, calidad, eficiencia. También quisiera saber cuál es el plan que está ejecutando para cumplimentar el art. 25 de la misma norma, que establece la obligatoriedad del consumo medido y cuyo plazo se encuentra próximo a vencer.

Desde su banca, el concejal reclama determinación de las tarifas por el Deliberante, audiencias públicas y participación ciudadana. Sin embargo, el gobernador decreta las tarifas del EPAS sin intervención del Poder Legislativo, sin consultar a los municipios. Exigen lo que ellos mismos no cumplen.

El Marco Regulatorio dispone expresamente que el concedente del servicio del agua y saneamiento es el EPAS. Ello significa que deberá cumplimentar sus obligaciones de inversiones y garantizar la calidad del servicio. Tanto reclamo del concejal para que el intendente Horacio Quiroga se haga cargo del servicio me hace preguntar si en realidad no está reconociendo que la provincia es incapaz de prestarlo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído