"Es fácil pensar la violencia como un problema penal"

Lo dijo la fiscal Carolina Mauri en una entrevista exclusiva con LMN.

Por Agustina Benatti / Carolina Diocare - policiales@lmneuquen.com.ar

En una entrevista con LM Neuquén, Carolina Mauri, quien se desempeña como fiscal del caso en la Unidad Fiscal de Violencia de Género y Doméstica, contó cómo es el trabajo que llevan adelante desde la fiscalía y cómo es su articulación con el Dispositivo de Atención a Varones (DAV), entre otros puntos.

Te puede interesar...

“Nosotros intervenimos siempre que haya delitos cometidos contra una mujer en un contexto de violencia de género, que en la mayor cantidad de los casos es intrafamiliar, por parte de parejas, ex parejas, novios”, sostuvo la fiscal, y puntualizó: “Generalmente son ex parejas. Casi no tenemos delitos donde haya un contexto de violencia de género entre empleador y empleada, que suele terminar en el marco de la violencia laboral. También intervenimos en delitos con violencia doméstica, que son los que se cometen entre personas que tienen vínculo familiar, no parejas, y que se aprovechó la situación de sumisión que da ese vínculo para cometer el delito”.

La intervención de la fiscalía es una instancia que se da cuando los episodios de violencia llegan a constituir un delito. Previamente, interviene la Oficina de Violencia Familiar como otra vertiente del sistema judicial.

“Acá en Neuquén está bien delimitado, la oficina tiene una función protectora y de determinar medidas cautelares, y lo que no se logra gestionar es lo que llega a la fiscalía. Así y todo, nos llega mucho. Lo que nos llegan no son delitos tan graves, sí situaciones. Por ahí es una lesión en un ojo, pero se da en un contexto de 20 años de violencia económica, psicológica, lesiones que no se denunciaron. Hay muchos delitos por lesiones leves, amenazas, desobediencia de una orden judicial, que es cuando ya se dieron sanciones y medidas”, explicó Mauri.

SFP_Carolina Mauri Fiscal violencia de genero (10).JPG

Es en este marco que los delitos por los que son acusados los varones que ejercen violencia en su mayoría no superan los 2 años de pena, lo cual en nuestro Código Penal está configurado como condenas que no son cumplidas en una cárcel.

Frente a esta situación, los acusados pueden ser condenados a penas en suspenso (de ejecución condicional) o recibir una suspensión de juicio a prueba, también conocida como probation.

Desde la convención Belém do Pará, para la prevención, sanción y erradicación de la violencia de género, se plantea que los delitos cometidos en este contexto no son posibles de mediar, por lo que sería incompatible la aplicación de la probation.

Enfoque: La fiscal propone pensar la violencia de género más desde lo social que desde lo penal

En este sentido, varias provincias han adherido a este lineamiento. Uno de los casos más cercanos es el de la Justicia rionegrina, cuyo Superior Tribunal ha dictaminado en varios fallos que la suspensión de juicio a prueba o probation es un “beneficio procesal” y que no cabe en los casos de violencia de género.

P28C.jpg

Sin embargo, en Neuquén sigue siendo un recurso al que se puede acceder, entendiéndolo desde otro punto de vista. “Para nosotros sirve porque nunca es definitiva, siempre se puede caer. Es otra respuesta posible que da el sistema y que son todas buenas, teniendo en cuenta cada caso. No siempre es buena la probation para todos los casos y no depende solo del delito, hay casos de ejecución condicional donde no sería posible, porque se sabe que el varón no se va a someter a ninguna regla de conducta. Hay gente a la que la norma no la motiva y es necesaria la condena”, explicó la fiscal, y manifestó: “La probation es una gran puerta en algunos casos de violencia, simbólicamente me parece que tiene mucho más valor al tener cierto control”.

SFP_Carolina Mauri Fiscal violencia de genero (4).JPG

En este caso, entre las reglas de conducta que se les aplica a los varones acusados por violencia de género se encuentra la asistencia al Dispositivo de Atención a Varones. “Si se cae esta regla de conducta, si el varón no va, se cae la probation”, aclaró.

Allí, quienes asisten son acompañados por distintos profesionales en sus procesos de deconstrucción de la masculinidad y de repensar sus roles como varones, sus historias de origen y las formas de vincularse con las mujeres, con sus hijos y demás vínculos sexoafectivos.

“Creo que nuestras respuestas siempre son muy limitadas, hay mucha fe en el sistema penal. Se cree que se los va a encerrar para toda la vida y eso va a ser una solución, cuando la realidad es que no es esa la respuesta que hay. No la es porque el sistema no la da. Las lesiones graves tienen un mínimo de 3 años de pena, las gravísimas un poco más. Pero las lesiones leves calificadas por el vínculo tienen una pena máxima de 2 años”, explicó Mauri, y abrió la posibilidad de debatir: “Acá surge otra pregunta. ¿Sirve la cárcel para ese tipo de delitos? ¿O es sumar más problemas al problema que hay? Hay otros delitos para los que no hay otra respuesta posible que la cárcel, como puede ser un abuso sexual, un femicidio, pero en estos delitos, ¿sirve solamente la cárcel? Por eso considero que el trabajo que hace el DAV es el camino”.

SFP_Carolina Mauri Fiscal violencia de genero (14).JPG

En este sentido, la fiscal destacó que poner el foco en el tratamiento a varones no es una cuestión única de la región, sino que la experiencia se replica en distintos puntos del país y en el exterior.

“Estuvimos en Mendoza por las Jornadas Internacionales de Violencia de Género y Delitos Conexos que se hacen anualmente y el centro terminó siendo el tratamiento con varones. Se planteó que una parte es trabajar con la mujer a nivel psicosocial, pero si no trabajamos con el varón desde el lugar de la deconstrucción para que pueda empezar a entender la violencia, nada de esto sirve”, aseguró Mauri.

Al ser consultada sobre si creía que era posible que el varón que ejerce violencia se pueda deconstruir, la abogada respondió que sí, “pero no solo, al contrario, puede hacerlo trabajando en espacios como el DAV”.

P28B.jpg

“No creo que sea fácil. Hay casos que hemos visto que han funcionado muy bien, han sido ‘alumnos perfectos’, tuvieron la contención del grupo, pero volvieron a ejercer violencia. La violencia no es un fenómeno aislado, se da en el marco de una sociedad determinada en un tiempo determinado. En la mayoría de nuestros casos, los varones que ejercen violencia tienen consumo problemático de drogas, están desocupados. Aunque vuelvo a decir que no hay que estigmatizar ni tampoco esto los justifica. Por ahí uno también se cuestiona, ¿un problema social se resuelve solo con justicia penal? No”, planteó la fiscal, haciendo referencia a que la mayoría de los casos que llegan a ser denunciados y judicializados son una proporción que en muchas ocasiones se corresponde con clases sociales más humildes, lo que no significa que no se ejerza violencia en las clases sociales más pudientes.

En este sentido, apuntó: “Pensar la violencia de género como un problema penal es lo más fácil, es tener una mirada efectista y a corto plazo”.

SFP_Carolina Mauri Fiscal violencia de genero (1).JPG

“También hay que romper estereotipos que se han creado en torno a la víctima ideal, al agresor. Soy muy crítica del concepto del círculo de la violencia porque pareciera que todo se restringe a dos personas y que quien tiene la llave para salir es la mujer. Esto se da en un contexto social en el que la mujer perdió sus redes de contención, no tiene dinero, dejó de estudiar… Incluso hay muchos casos de violencia que se dan cuando la mujer decide estudiar”, afirmó Mauri.

Otra de las cuestiones a debatir tiene que ver con la aplicación de medidas cautelares para proteger la integridad de las mujeres. Regularmente, y en la mayoría de los casos, se aplican medidas como custodias policiales, botones antipánico y restricciones de acercamiento que suelen ser desobedecidas por los agresores, siendo insuficientes para las víctimas. En este sentido, la fiscal recordó algunos casos recientes en la provincia en los que las medidas les fueron aplicadas a los varones.

148-provincial.jpg

“Es difícil buscar soluciones en esta temática, apuesto mucho al trabajo con los varones, que logren esta deconstrucción, trabajar con ellos desde otro lugar. Tampoco es tan fácil. Todos los días es un aprendizaje de cómo trabajamos nosotros y cómo trabajan los demás”, aseguró la fiscal, y agregó que el principal desafío actualmente es “la coordinación con otras instituciones, por ejemplo, con el sistema de salud. El problema es interinstitucional, cómo trabajar en red, tener comunicación”.

p28-A.jpg

--> Repudian los dichos de Macri: “No en nuestro nombre”

A raíz de una serie de tuits que el presidente Mauricio Macri publicó el pasado 2 de octubre en su cuenta personal respecto de la toma de “medidas extraordinarias” para erradicar la violencia de género en Argentina, desde la Red de Abogadas Feministas emitieron un comunicado repudiando sus dichos y manifestando que “la violencia de género se combate con prevención y políticas activas todos los días, no con medidas punitivas con fines electorales”.

Embed

“Como abogadas, sabemos los efectos que tienen este tipo de medidas: durante años, la única respuesta que brindó el Estado al incremento de la inseguridad fue el aumento de las penas, y hemos sido testigxs de su rotundo fracaso en pos de ‘combatir’ el crimen. Con las violencias de género se pretende hacer lo mismo. Se lanzan propuestas que buscan impactar en la sociedad (y ahora en términos electoralistas) sin medir sus consecuencias concretas. Para prevenir las violencias de género es necesario un cambio radical en la concepción de las políticas públicas y en su implementación que, de ningún modo, provendrá de un gobierno neoliberal”, manifiesta el comunicado firmado por centenares de abogadas feministas de todo el país.

“Endurecer las penas no soluciona nada, me parece que hay que hacer un par de ajustes, el problema es el sistema estatal-social. En Neuquén sigue habiendo un solo refugio con 17 camas y eso tampoco soluciona, pero por lo menos garantiza salir de la situación de violencia. Cada vez que hay un problema social, la solución es endurecer las penas”, aseguró Mauri en este sentido.

LEÉ MÁS

Cumplió 100 y tiene una historia de película

Sacar la licencia es más caro, pero hay récord de trámites

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído