El clima en Neuquén

icon
22° Temp
34% Hum
La Mañana Juicio

Especialistas en violencia de género declararon en el juicio a represores

María Sondereguer y Rita Segato señalaron que los delitos sexuales en los centros clandestinos fueron una práctica de "disciplinamiento moral y modo de dominación".

Dos investigadoras y especialistas en violencia de género afirmaron que los delitos sexuales cometidos en los centros clandestinos de detención durante la última dictadura militar fueron "una práctica persistente de disciplinamiento moral". María Sondereguer y Rita Segato declararon como testigos de concepto en el séptimo juicio por delitos de lesa humanidad que se realiza en Neuquén en la que están imputados quince ex jefes militares y de fuerzas de seguridad nacionales y provinciales en perjuicio de veinte víctimas, de las cuales nueve están desaparecidas.

Ambas expusieron por videoconferencia en la audiencia realizada en el Tribunal Oral Federal 1 de Neuquén, que preside Alejandro Cabral, en el marco que le da el Ministerio Público Fiscal para que sea investigada la violación como un hecho autónomo del de torturas.

Te puede interesar...

Sondereguer, quien es directora del Observatorio de Memoria, Género y Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Quilmes, señaló que los cambios introducidos en la legislación vigente en los últimos años dieron lugar a la ampliación del concepto de violencia hacia las mujeres en el marco del plan sistemático de represión y exterminio.

“Los cambios en la jurisprudencia internacional, en la regional y nacional muestran que ha habido una transformación de los sentidos comunes y por ende se han ido modificando las preguntas que le hacemos a ese pasado, la delimitación de los hechos investigados y las interpretaciones dadas a los tiempos jurídicos existentes”, explicó la especialista y autora de los libros "Género y Poder: violencias de género en conflictos armados y contextos represivos", publicado en 2012, y "Memoria y derechos humanos. Continuidades, vigencia y presente del 'Nunca más'”. Agregó que en ese nuevo marco se habilitó “la palabra de las testigos para poder denunciar estas vejaciones a las que fueron sometidas”.

sondereguer vale.jpg
Para María Sondereguer, las violaciones en el marco del plan sistemático de represión y exterminio durante la última dictadura militar fueron “un acto domesticador, un modo de dominación

Para María Sondereguer, las violaciones en el marco del plan sistemático de represión y exterminio durante la última dictadura militar fueron “un acto domesticador, un modo de dominación".

Sostuvo que las violaciones en el marco del plan sistemático de represión y exterminio durante la última dictadura militar fueron “un acto domesticador, un modo de dominación, de disciplinamiento que tenía que ver con la posibilidad de reforzar la condición de dominio sobre la vida y la muerte de las personas”.

Por su parte, la antropóloga y activista feminista Rita Segato precisó que “la agresión sexual actúa como el asesinato moral de la víctima y es notable en Argentina cuánto han demorado las denuncias que incluyan a la violación sexual como una violación de delito contra el cuerpo de sujeto universal, como un delito público, como un delito que se debe denunciar dentro de las acusaciones de tortura”.

rita-segato.jpg

En este juicio cinco de los imputados llegaron a juicio acusados por violación en perjuicio de Dora Seguel, quien tenía 16 años cuando fue detenida ilegalmente el 14 de junio de 1976 en el CPEM 6 de Cutral Co donde estudiaba.

Consideró que es necesario reparar esta demora y agregó que serán considerados históricos “los Tribunales que consigan sentar iniciativa y jurisprudencia y mostrar que se trata de delitos públicos”.

Aclaró que el delito sexual “no solo puede ser la violación; la desnudez o toques” y agregó también es “toda usurpación sobre la soberanía del cuerpo".

En este juicio cinco de los imputados llegaron a juicio acusados por violación en perjuicio de Dora Seguel, quien tenía 16 años cuando fue detenida ilegalmente el 14 de junio de 1976 en el CPEM 6 de Cutral Co donde estudiaba.

José Nebbia, representante del Ministerio Público Fiscal, contó que durante la detención de Seguel en el trayecto hasta la Comisaría Cuarta de Cutral Co, en el asiento trasero del vehículo celular, el agente de la policía Amador Luengo “le dice a Dora Seguel que se abra el saco que llevaba puesto y la empieza a manosear en todo el cuerpo, en la entrepierna, en los pechos, la abusa. Dora reacciona y le pregunta por qué estaba haciendo eso, y este agente le respondió que la estaba palpando de armas”.

Nebbia describió que “luego de un interrogatorio llevan a Dora Seguel, que estaba vendada y atada, a un camión celular de la Policía de Neuquén y allí es violada por un sujeto quien la amenazó para que no cuente lo que había pasado".

Lo más leído