Europa piensa en drones para vigilar sus fronteras

El proyecto se llama Reborder e incluye inteligencia artificial.

La tecnología podría covertirse en la solución a muchas complicaciones migratorios que Europa viene afrontando en los últimos tiempos y que tiene preocupados a sus gobiernos. Tanto las legislaciones de cada país como las dificultades para controlar el ingreso de personas ilegales al continente, represneran un cóctel que la Unión Europea ahora intenta paliar con un ambicioso proyecto: desarrollar una flota de drones que se puedan controlar con inteligencia artificial y que sirvan como patrullas de fronteras.

Los creadores lo llamaron “Roborder” y el objetivo es detectar migrantes en los accesos a las fronteras. Son robots que pueden ser capaces de enviar la información geográfica obtenida desde sus cámaras y sensores a un server manejado por personal de seguridad fronteriza. Así, se tratarán de detectar “amenazas” en una combinación que involucra a la tecnología autónoma como informante y a operadores humanos al momento de evaluar esa información.

Te puede interesar...

Esta iniciativa, según publicó “The Intercept”, consiste en un enjambres de drones, entre los que están contemplados los despliegues de cuadricópteros que, por medio de los últimos avances tecnológicos, avisen a un ser humano ante una irregularidad detectada. Además, la policía coordinará y corroborará el cruce de información entre las flotas de los mencionados cuadricópteros, más pequeños aviones de ala fija, vehículos terrestres, submarinos y barcos.

Drones-fronteras-españa-página-20-1.jpg

De todos modos, el proyecto presenta varias dudas sobre sus posibles implicaciones en la privacidad de los ciudadanos y preocupaciones éticas. Lo que trascendió es que los responsables de Roborder quieren desarrollar prototipos comerciales para mediados de 2020, para lo que ya obtuvieron fondos del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea, en virtud del “acuerdo de subvención 740.593” firmado en 2017. Los drones emplearán cámaras ópticas, infrarrojas y térmicas, además de una red de sensores de radiofrecuencia para determinar amenazas a lo largo de las fronteras. Las frecuencias de los teléfonos se usarán para triangular la ubicación de las personas sospechosas de actividades delictivas, mientras que las cámaras se emplearán para identificar a humanos, armas, vehículos y otros objetos. “El objetivo principal es tener tantos sensores en el campo como sea posible para ayudar a la policía fronteriza”, apunta en un comunicado Kostas Ioannidis, gerente técnico de Roborder. Y agrega: “Nuestra intención es implementar un sistema de robot heterogéneo y mejorarlo con capacidades de detección para la identificación temprana de actividades delictivas en las zonas fronterizas y costeras”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído