Ex monjas denunciaron a sacerdotes por abusarlas

La Justicia chilena ya había citado a declarar al arzobispo Ezzati.

Chile.En medio del escándalo que hundió a la cúpula de la Iglesia católica en Chile, un grupo de monjas que dejaron la institución denunciaron haber sido abusadas sexualmente durante años por curas y desoídas por las autoridades eclesiásticas en la congregación Hermanas del Buen Samaritano, en la región chilena de Maule.

Esto se produce en momentos en que la Justicia chilena resolvió imputar y citar a declarar al arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, la máxima autoridad del clero. Se lo acusa de encubrimiento de los abusos sexuales de la Iglesia.

Las monjas de la mencionada congregación Hermanas del Buen Samaritano dieron detalles escalofriantes de lo que pasaba en el convento. Yolanda Tondreaux contó que sufrió abusos apenas se puso los hábitos. “Un sacerdote se me acercó, me tocó el pecho y me dio besos en la cara llegando hasta los labios”, contó. “Me manoseó, me dio asco”, agregó. De inmediato acudió ante la madre superiora, Patricia Ibarra, y denunció lo ocurrido, pero ella, lejos de ayudarla, la trató de “mentirosa” y le ordenó confesarse con el mismo cura. “Las chicas jóvenes se fueron del convento por lo mismo, porque había curas que las manoseaban”, sostuvo Tondreaux. Inclusive reveló hechos de corrupción: afirmó haber visto entregar cheques de hasta 20 millones de pesos (unos 30.700 dólares) a sacerdotes que afrontaban denuncias por abusos.

En la congregación Hermanas del Samaritano, 23 religiosas fueron expulsadas sin ningún resarcimiento tras haber realizado las denuncias.

Tondreaux fue parte de un grupo de 23 monjas que fueron expulsadas de la congregación, sin ningún resarcimiento económico, por el hecho de haber denunciado abusos sexuales y laborales. Otra ex monja, Eliana Macías, relató que, además de sufrir y presenciar manoseos a las religiosas, vio a un sacerdote entrar a las habitaciones de las religiosas “para realizar actos impropios o para verlas sin ropa”. “Decía que nunca había visto una mujer desnuda, que por eso lo hacía. El cura también iba al patio y se desnudaba. Lo sabía la madre superiora. A mí me daba asco, repugnancia”, sostuvo. Otra religiosa, Consuelo Gómez, también denunció haber sido abusada por sacerdotes en Chile y España.

30.700 dólares de coimas.

Además de los mencionados casos de abusos sexuales, Yolanda Tondreaux aseguró haber visto entregar cheques de hasta 20 millones de pesos chilenos a sacerdotes que afrontaban denuncias.

“Un sacerdote se me acercó, me tocó el pecho y me dio besos en la carra llegando hasta los labios. Me manoseó, me dio asco. A varias chicas le pasó lo mismo”, dijo Yolanda Tondreaux, ex monja de la congregación Hermanas del Buen Samaritano.

Masiva marcha a favor del aborto

Cerca de 40 mil de personas, muchas de ellas con pañuelos verdes en el cuello, marcharon en Santiago de Chile en demanda de la implementación del aborto libre y declararon insuficiente la ley actual que sólo lo permite a nivel terapéutico.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído