"Fue separada de la escuela de policía por estar embarazada"

La familia de la joven aspirante asegura que la discriminaron y que no hubo intención de ocultar, sino que se trató de un error.

Neuquén.-Los padres de la joven de 18 años acusada de ocultar su embarazo durante seis meses mientras realizaba el curso de ingreso a la Policía afirmaron que la historia “es un invento” de la fuerza y que todo fue “un error”.

Marcela Araya, madre de la joven aspirante, aseguró desde Barrancas que “la Policía cometió un error en el ingreso” y que su hija “nunca usó una faja”. “Ni mi hija, ni nosotros supimos que ella estaba embarazada. En abril la llevaron a Neuquén a hacerse el estudio físico a una clínica y allí firmaron el papel de que estaba apta para unirse a la Policía”, confesó.

La mujer confió que el 28 de julio su hija sufrió una neumonía y la llevaron a Barrancas, en donde la atendió “una médica que tampoco se dio cuenta de que estaba embarazada”.

Según cuenta la madre de la joven, tras recibir el tratamiento por la enfermedad respiratoria, la aspirante regresó a la escuela de cadetes hasta que el 23 de agosto “se descompuso y le hicieron los exámenes en los que descubrieron que ella estaba embarazada de 6 meses y medio”. “Mi hija fue separada de la escuela por estar embarazada y para nosotros fue una discriminación. El viernes nos dijeron que iba a graduarse como agente técnica por el buen rendimiento que tuvo”, relató Araya.

El caso ocurrió en el Centro de Formación de Plaza Huincul. Julio Peralta, director de Institutos Policiales, explicó que la joven ocultó su embarazo al no presentar el test. La versión oficial indica que la joven cursaba su octavo mes de embarazo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído