Fue sobreseído por armar su boda con estafas offline

Por falta de pruebas, el propio fiscal lo solicitó en el juicio por estafar a 4 comerciantes por $90 mil.

Neuquén. Uno de los testigos llamados a declarar en juicio contra Joseba Fernández, el español acusado de armar su boda con estafas offline a cuatro comerciantes, no recordaba el hecho; otro dijo haber hablado con él, pero no haberle cobrado; mientras que los dos restantes no asistieron. Así, en menos de una hora, terminó el juicio por estafas contra el español, que fue sobreseído por la Justicia.

En una audiencia realizada la semana pasada, el juez Mauricio Zabala avaló el pedido de la fiscalía y la defensa y terminó por sobreseer a Fernández por el delito de estafa, bajo la modalidad offline, por una suma cercana a los 90 mil pesos.

Sólo dos testigos de la fiscalía participaron del juicio. El primero, declaró que no recordaba el operativo policial y no pudo reconocer su firma en un acta al confesar que no sabe leer.

“Charlé con él porque escuché que era de nacionalidad española y le comentaba que había estado en España mientras él hacía las compras, después me fui y mi hermana siguió con la operación. No lo atendí nunca”, declaró el segundo.

Luego, el fiscal Marcelo Silva describió que los otros dos testigos no podían concurrir, uno por problemas personales y otro por estar a cargo del negocio, el cual no podía abandonar, por lo que pidió el sobreseimiento del acusado.

“No me encuentro en condiciones de continuar con este juicio, por absoluto desinterés de las víctimas que manifestaron que hoy tienen problemas más urgentes que atender”, afirmó Silva.

Según el fiscal, el golpe de suerte lo dio el año pasado, cuando con una tarjeta de crédito en mano -emitida por un banco extranjero- realizó transacciones en cuatro comercios bajo la modalidad offline al momento de pagar. Tras ganarse la confianza de las víctimas, Fernández introducía un código numérico en el posnet que simulaba una operación en línea, pero en verdad dejaba el sistema offline.

Estafa anterior por unos $100 mil

El 6 de abril de 2017, la fiscalía acusó a Mario Busto, un pintor del barrio San Lorenzo, y al español Joseba Fernández por haber estafado a cuatro comerciantes en una suma cercana a los 100 mil pesos. De acuerdo con la fiscalía, compraron dos cortadoras de fiambre por 55.000 pesos; dos cubiertas, rodados 19 y 21, por 5500 pesos; dos costillares, embutidos y pollos, por un valor de 5800 pesos; y ocho cubiertas por un valor de 30.900 pesos.

En todos, la firma y el documento del español eran falsos, por lo que las víctimas denunciaron la estafa. Se establecieron sus direcciones y fueron detenidos en distintos allanamientos.

LEÉ MÁS

A juicio por armar su boda con varias estafas offline

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído