Goodbye al tenista más odiado por los argentinos

Lleyton Hewitt, que rivalizó con varios integrantes de la Legión, se retiró ayer del circuito profesional.

Melbourne, Australia
Lleyton Hewitt fue el jugador más odiado del tenis argentino. El australiano rivalizó con varios de los integrantes de la Legión que hace más de una década daban batalla en la cúspide mundial de este deporte. Por eso su retiro del circuito profesional, que se concretó ayer en su propia tierra tras perder con el español David Ferrer por 6-2, 6-4 y 6-4, en el marco del Abierto de Australia (2ª ronda), no pasó desapercibido para nuestro país.

Ya no podía pedirle nada más a mi cuerpo, al que llevé hasta el límite. Siento que me voy a mi manera". (Hewitt)

Es que el rubio tenista, el Nº 1 más joven de la historia con 20 años (entre 2001/2003), que firmó su retiro a los 34 (hoy 308 del mundo), fue también el "number one" de los enemigos para varios de los integrantes de la Legión, ese compacto grupo de jugadores que brilló hace más de una década.

Entre ellos se encontraban David Nalbandian, Juan Ignacio Chela, Guillermo Coria y Mariano Puerta, con quienes mantuvo ásperos duelos, cara a cara en algunos casos, en forma verbal en otros, aunque siempre frontal y combativo, fiel a un estilo que también supo de enfrentamientos con jueces, colegas y espectadores de otra latitudes.

Fue él mismo hasta el final de su carrera: ayer, en una acción se lo vio insultando al juez de silla, Pascal María, que le propinó una advertencia (warning) por un insulto audible.

"Sos un maldito idiota, por eso todos en el vestuario piensan que vos te creés que sos muy importante", le dijo Hewitt al umpire durante el descanso. Ese mismo temperamento fue el que lo llevó siempre a la confrontación, que fue muy marcada con los tenistas argentinos. Aquí, un breve repaso de sus conflictos más resonantes.

El propio Hewitt contó una vez que "todo comenzó a partir de Chela (Juan Ignacio)". "Cuando le gané a David Nalbandian en la final de Wimbledon (2002) estábamos bien y solíamos practicar juntos.

Pero luego me escupió en el Abierto de Australia (2005). Él se frustró conmigo", dijo entonces.

Ese mismo año, Hewitt chocó con el cordobés Nalbandian y también tuvo problemas. "En el medio del quinto set nos topamos los hombros. No fue gran cosa, pero Nalbandian se dio la vuelta como si dijera '¿qué has hecho?''', recordó. En otra oportunidad calificó de brutal al público argentino, al que exasperaba con su grito "¡come on!" en cada punto ganado, en los choques por la Copa Davis en 2005 (cuartos de final).

Gritos que también motivaron duras críticas de Guillermo Coria. "Dan ganas de matarlo, no puede comportarse del modo en que lo hace", dijo entonces el Mago.

Tampoco tuvo reparos en cargar contra Mariano Puerta. "Jugó drogado todo el Abierto de Francia (2005). Gracias a Dios perdió ante Nadal", disparó en ese momento . Aunque también tuvo amigos aquí: "Juan Martín del Potro es uno de mis mejores compañeros. Juan Mónaco y Gaudio (Gastón) sos buenos tipos". Tal vez serán los únicos argentinos que lo extrañen.

Hace 11 años
El día que lo sacó al Flaco Chela

"Eran los 8º de final de Australia. Él empezó a gritar y a insultar, me fui calentando hasta que en un momento lo quise frenar. Primero le tiré un saque a él, después en un cambio de lado escupí en su dirección. Se armó un quilombo...", recordó Chela.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído