El paro del transporte fue el que más se notó en las calles con las paradas de colectivo totalmente vacías. En cambio, se pudo ver algunos taxis que operaron en menor medida, ya que los choferes podían optar por adherirse o no.

La mayoría de los comercios trabajaron con total normalidad en la ciudad. Los locales abrieron entre las 9 y las 10 de la mañana, como es habitual.

Embed

Los bancos permanecieron sin atención al público aunque con las puertas abiertas y el personal de seguridad presente. La medida repercutió en la Avenida Argentina y en la calle Juan B. Justo donde se encuentran las principales sucursales bancarias y donde esta mañana casi no había gente.

La baja concurrencia de personas también facilitó el trabajo a los automovilistas ya que esta vez sí hubo lugares disponibles para estacionar en el centro. En este sentido, desde el Sistema de Estacionamiento Inteligente de Neuquén (SEIN) indicaron que el cobro del estacionamiento se llevaba a cabo, aunque los inspectores están adheridos al paro nacional.

AM paro (13).JPG

Las oficinas gubernamentales también permanecieron cerradas. No así, la Municipalidad de Neuquén que abrió sus puertas a las 8, al igual que las cajas de atención al público, pese a la baja concurrencia de vecinos que fueron a hacer sus trámites.

La jornada fue similar a la de un sábado a la mañana aunque la falta de transporte público fue la que más se hizo sentir en el movimiento de la ciudad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído