¡Hay que morder en todos lados, River!

Gustavo Alfaro, reconocido entrenador, analiza en LMN cómo frenar al Barça del intratable Suárez, con Messi y Neymar en duda.

Fabricio Abatte
abattef@lmneuquen.com.ar


Neuquén
Puede faltarle Messi o Neymar, ambos ternados al Balón de Oro, pero el Barcelona igual gana, gusta, golea... y ¡asusta! Con Lucho Suárez -único sobreviviente del tridente ofensivo más temible del mundo- como figura estelar, el mejor equipo del planeta se sacó de encima fácilmente al Guangzhou de china (3-0 con hat-trick del charrúa) y jugará con River la final del Mundial de Clubes el próximo domingo.

¿Es posible la hazaña del Millo? ¿Cómo parar a estos monstruos? ¿Hay una fórmula para ganarles? LM Neuquén consultó a Gustavo Alfaro, un entrenador de dilatada trayectoria en Primera que sabe mucho de táctica y se caracteriza por sus inteligentes planteos, algo que necesitará el Millonario para realizar un digno papel y tener posibilidades de concretar el gran batacazo.

"No es fácil, pero primero es importante encontrarse en el lugar en el que está River. Si jugás contra el Barcelona es porque estás en una liga muy importante como la española o estás en este tipo de torneos. Si bien una final es un partido diferente, por lo general no lo gana el mejor equipo sino el más eficaz, el que tiene la capacidad de aprovechar su momento favorable, el que tiene aciertos", destaca el ex entrenador de Tigre, que este tiempo estuvo entre los candidatos a dirigir a Racing (finalmente el elegido fue Sava).

Quien también trabajó en San Lorenzo y llevó a la gloria a Arsenal (campeón de la Copa Sudamericana, el torneo y la Copa Argentina) no ignora las diferencias de potencial, aunque cree que el Barcelona también respeta a River y cuenta con las claves para neutralizar al galáctico elenco blaugrana.

"Lógicamente que hay una diferencia de jerarquía importante, entre la capacidad de generación de juego entre uno y otro. Pero siempre se respeta a un equipo argentino porque sabe jugar este tipo de instancias. Hay que manejar bien los dos tiempos diferenciados que tiene la pelota; desde la administración y la recuperación es evidente que Barcelona va a ser el que más maneje el balón. River va a tener que cerrar el centro del campo porque toda la generación de juego de ellos es por adentro, tienen rotación y triangulación desde la generación de juego interno y la profundidad la dan con extremos que llegan a posiciones vacías pero siempre con pases entre líneas", explicó Alfaro a LM Neuquén.

"Ahí se hacen fuertes", prosiguió. "Tratan de ejercen presión alta con los delanteros y obligan a dividir; si no se tiene jerarquía para romper esa presión tocando de primera con precisión, abriendo espacios, pivoteando, se complica y terminás optando por defender solamente", advirtió Lechuga en su interesante análisis. De todos modos, también le encontró aspectos vulnerables al Barcelona. "Es un equipo que se abre mucho, que achica con los espacios hacia delante, que juega con espacios a espaldas de los defensores... River debe mantenerse cerrado cuando no tenga la pelota y abierto cuando la tenga, porque hay que atacar con sorpresa, con pelotas cruzadas, jugando con un solo punta para que los que lleguen de atrás rompan con ese achique defensivo. Tratar de que los desequilibrios vayan por afuera, seguir la jugada y no quedarse con el pase porque los 3 de arriba lastiman mucho", sugirió Alfaro. Un DT superestudioso dejó la fórmula para ganarle al Barcelona.
¿Pensará igual el Muñeco?.


OPINIÓN
Si el cálculo es pequeño, Messi jugará
Ariel Rodríguez
Urólogo de la Fundación Médica de Cipolletti

El cólico nefrítico genera un fuerte dolor reflejo por una carga en la parte posterior del cuerpo. Se trata de un cálculo que obstruye el conducto del riñón a la vejiga.

Dependiendo del tamaño varía su gravedad: cuando mide menos de 5 centímetros el organismo lo puede expulsar solo, pero cuando supera esa médica es más complicado.

En este último caso se lleva adelante dos prácticas de acuerdo con el lugar donde se encuentra el cálculo, si está dentro del riñón o afuera.

En este caso, en el que hay mucha reserva de los detalles del diagnóstico, dependerá del tamaño del cálculo que tenga Lionel Messi.

Si es menor a cinco centímetros va a llegar a jugar la final sin ningún tipo de problemas. De todas formas, en consecuencia del cólico continuará con un malestar general, muy similar al de una gripe fuerte para que tengan una idea de los síntomas.

Yo calculo que en estos momentos lo deben tener acostado, con mucha hidratación y analgésicos.
Las próximas horas serán importantes para saber si juega o no.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído