Hijo de sindicalista mató a experto en artes marciales

En medio de una pelea, le dio una puñalada en el corazón al joven.

Tucumán. Ariel Fernando Páez, de 38 años, hijo de Serafín Páez, un referente del Sindicato de Empleados y Obreros del Comercio, fue detenido el sábado a la madrugada en Tucumán como principal sospechoso del asesinato de Javier Hernán Molina, un joven de 25 años experto en artes marciales.

La muerte de Molina se produjo en una casa en Barrio Sur, en la capital provincial, después de un asado que había sido convocado para celebrar el Día del Trabajador. Según cuenta La Gaceta, cerca de las 4 Páez y Molina se trenzaron en una pelea que escaló de las palabras a las trompadas. En medio de la violenta situación, Molina acabó con cuchillo incrustado en el corazón.

El joven, profesor de kick boxing y jiu jitsu, fue trasladado al Hospital Padilla, a pocas cuadras de donde se llevaba a cabo la reunión, y murió unas horas después. El hijo del sindicalista fue detenido poco antes del mediodía del sábado. Los agentes de la Comisaría de Sección 2° lo encontraron durmiendo en la casa de la madre.

En diálogo con La Gaceta, el comisario Alfredo Díaz aseguró que en la residencia fue hallada la ropa que el sospechoso habría vestido durante el violento episodio. “Las prendas habían sido lavadas, pero se advierten manchas de tipo rojizas que podrían ser sangre”, señaló.

Esos elementos ya fueron entregados a Medicina Legal de la Policía. Podría tratarse de indicios fundamentales para establecer la responsabilidad del detenido. La fiscal Carmen Reuter, a cargo de la investigación, dispuso que el aprehendido sea presentado en los tribunales penales.

“En el lugar del hecho fue difícil encontrar testigos que contaran lo que había sucedido. Incluso, el supuesto homicida habría sido llevado a su casa por sus amigos”, explicó el comisario Alfredo Díaz. Las fuentes policiales señalaron que, en forma reservada, pudieron establecer que el sospechoso residía en el pasaje Chazarreta al 2000. Hacia allí fueron cerca de las 7:30.

Javier Molina era un deportista nato. Tenía cinturón marrón en kick boxing y azul en jiu jitsu. Daba clases particulares de defensa personal y de MMA (artes marciales mixtas). Estaba de novio hacía por lo menos seis meses y con su pareja tenían a Zeus, un perro bóxer que llegó a sus vidas a fines de abril.

La noche del sábado subió historias a su cuenta de Instagram en las que se lo veía yendo a la reunión y disfrutando con amigos, antes de la pelea que terminó con su vida.

2 Los cinturones que la víctima tenía en las especialidades que practicaba: kick boxing y jiu jitsu.

Preso asesinó a otro a puñaladas

Un sujeto que cumplía condena en la Unidad Penal 15 de Batán murió el sábado a la noche en el Hospital Interzonal General de Agudos de Mar del Plata, adonde fue trasladado luego de ser apuñalado por su compañero de celda. El agresor fue imputado por el delito de homicidio. La víctima, Pablo Emanuel Cordero, de 28 años , fue trasladada de urgencia con heridas punzantes en abdomen, antebrazo y dorsal, luego de que otros internos avisaran al personal penitenciario lo que había sucedido. Cordero y su agresor, de 20 años, compartían la celda 8 del pabellón 8 en Batán. En el lugar secuestraron un cuchillo Tramontina y una plancha de hierro con punta que tenía manchas de sangre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído