El clima en Neuquén

icon
24° Temp
49% Hum
LMNeuquen incendio

Incendio en la frutícola Cervi: trabajan para apagar los últimos focos

Si bien la situación está controlada, algunos sectores intensificaron su actividad debido al material inflamable. El fuego devoró el galpón entero.

El galpón de la empresa frutícola Cervi ardió en llamas desde el mediodía de este jueves hasta consumir casi la totalidad del lugar, que quedó hecho escombros y cenizas. El denso humo negro por el siniestro se pudo ver desde el centro neuquino, y los videos se empezaron a viralizar por las redes, en un incendió que pasará a la historia.

Cuando comenzó, había más de 200 operarios adentro, que abandonaron el lugar y miraban desde afuera cómo se consumía toda la estructura millonaria.

Te puede interesar...

Un helicóptero que cargaba agua desde en el río intentaba durante varios viajes, extinguir las llamas de manera inútil: el fuego había arrasado con la maquinaria interior.

“Creemos que pudo ser producto de una soldadura o de un cortocircuito que incendió el galpón y las oficinas”, admitió a LM Neuquén, el subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana de la provincia, Martín Giusti. Ahora, esperan que las investigaciones posteriores brinden más datos sobre el siniestro en el que no se lamentaron víctimas ni heridos.

A última hora de la jornada, las fuerzas continuaban con la labor. Si bien estaba controlada la situación, el movimiento y el material inflamable provocó que se reactivaran algunos focos. Se necesitó, además, de la presencia de máquinas de gran porte para derribar algunas paredes de la estructura y así acceder al fuego dentro del establecimiento.

SFP_-Incendio-en-Cervi-empaque-(62).jpg
Las llamas en la frutícola Cervi.

Las llamas en la frutícola Cervi.

A pocas cuadras del puente que une las provincia de Neuquén y Río Negro, específicamente en la calle Obrero Argentino, se pudo observar una nube densa de humo negro que se expandió por toda la ciudad hasta cubrir gran parte del cielo céntrico. Allí, en el lugar, el fuego elevó la temperatura varios grados y las partículas de la maquinaria hecha polvo se esparcieron por las casas lindantes.

Pese a que ninguno de los 200 operarios de la frutícola fue alcanzado por el fuego, que lograron contener cerca de las 16, al menos diez bomberos debieron ser atendidos por el sistema Integrado de Emergencias del Neuquén (SIEN) por la gran cantidad de poliuretano inhalado en el incendio. en definitiva, son partículas de plástico caliente, muy peligrosas.

La situación fue tremenda para los bomberos. A uno de ellos “se le metió un aspa incandescente en el ojo y debió ser asistido”, explicó a LU5 el Comisario Jefe Daniel Pérez.

SFP_-Incendio-en-Cervi-empaque-(13).jpg

Debido a la gran amplitud del lugar, que cuenta con un terreno de 120 metros de largo por 30 de ancho, el fuego fue muy difícil de controlar para las dotaciones presentes en el lugar. “La mayoría de las cámaras de frío están dañadas, se salvó sólo el sector de motores y bombas, adonde no llegaron las llamas”, explicó Pérez.

Por su parte, la Policía neuquina evacuó la zona y mantuvo a los curiosos que se presentaron en el lugar tras una cinta roja y blanca de peligro. “Evacuamos un perímetro bastante alto por riesgos de derrumbe”, añadió Giusti al respecto.

Si bien casi un centenar de vecinos se acercaron a la empresa a ver el galpón arder nadie vio ni escuchó nada que haya podido generar el incendio: “La verdad que no vimos nada, pero nos acercamos a ver las llamas. Es increíble el fuego y no lo pueden apagar”, explicó Viviana Galindez, una vecina del barrio.

SFP_-Incendio-en-Cervi-empaque-(1).jpg

Desde allí los empleados de la empresa no tuvieron otra opción que ver cómo su lugar de trabajo era devorado por las intensas llamas. Agrupados o simplemente en soledad, permanecían apoyados a algún poste agarrándose la cabeza. Algunos necesitaron asistencia psicológica o el apoyo de sus compañeros ante tal situación.

También se acercaron al lugar fueron los conserjes y autoridades del colegio privado Sagrado Corazón, ubicado justo en frente del galón de Cervi: “Ni bien nos enteramos vinimos a regar un poco el frente del colegio para que el fuego no se expanda hacia acá”, explicaron.

Unos 60 mil litros de amoniaco fueron quemados durante la explosión, por lo que además del incendio, la urgencia de los vecinos era la gran cantidad de aire intoxicado en la ciudad, que en grandes cantidades puede resultar altamente tóxico para quien lo inhale. Por esa razón, los bomberos presentes en el lugar fueron asistidos con tanques de oxígeno: “La idea es que no se intoxiquen y que puedan resistir el humo”, explicó uno de los oficiales del lugar.

SFP_-Incendio-en-Cervi-empaque-(78).jpg

Otros que se mostraron preocupados fueron los vecinos de la casa lindante a la empresa. Si bien todo parecía estar bajo control, las llamas y el humo se esparcieron por la empresa hasta llegar al paredón que lo separaba de la casa. Ante la angustia de los dueños, que solo pudieron sacar la manguera y regar su jardín, las autoridades provinciales dispusieron un helicóptero hidrante que tiró unos 15 baldazos de agua para evitar la propagación del fuego.

Los seis camiones de Bomberos, que llegaron de Centenario, Plottier, Cipolletti y Neuquén, fueron asistidos por la Policía de la Provincia y Defensa Civil, en un intento desesperado por evacuar las llamas. Si bien el foco principal del incendio fue controlado, “vamos a seguir realizando una guardia de cenizas hasta las horas de la noche, porque debido a la gran cantidad de material sigue ardiendo todo a fuego lento desprendiendo grandes cantidades de humo”, concluyó Pérez.

Incendio en la frutícola Cervi: las llamas se apagaron con un helicóptero hidrante

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

86.904761904762% Me interesa
3.5714285714286% Me gusta
3.5714285714286% Me da igual
0% Me aburre
5.952380952381% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario