Insólito: tenía un manual de pedofilia y sigue libre

Es un ginecólogo brasileño. La Justicia no encuentra denunciantes.

Un “manual para pedófilos” fue encontrado, junto a un importante stock de imágenes de pornografía infantil, en la computadora de un ginecólogo brasileño, llamado Fabio Lima Duarte, quien ya fue arrestado dos veces por este episodio aunque en ambas ocasiones fue liberado por la Justicia -y en el mismo estado sigue actualmente- por falta de denunciantes. Este “manual” de 170 páginas y que está escrito en inglés, es una suerte de tutorial en el que se describe detalladamente dónde encontrar niños, cómo acercarse a ellos y seducirlos poco a poco. Incluso, recomienda primero buscar a niños dentro de la propia familia, que estén junto a madres solteras o en parques y plazas. El manual hasta ofrece simulaciones sobre qué tipo de conversaciones tener con los menores. Y, como si fuera poco, enseña cómo hacer para redondear una relación que termine en un acto sexual y recalca a los lctores que tener sexo con niños no es algo repugnante.

Este archivo se diseminó en un circulo de pedófilos y en unao de las computadoras en las que fue hallado es la de Lima Duarte, de 36 años, y quien originalmente había sido acusado de acceder a más de 30 mil imágenes relacionadas con pornografía infantil en el período de un año. Esto fue rastreado por el laboratorio de inteligencia cibernética de la Secretaría de Operaciones Integradas del Ministerio de Justicia de Brasil y tras identificar el volumen de imágenes, el médico fue uno de los objetivos de una operación iniciada por la Policía Civil del estado de Minas Gerais en octubre del año pasado.

Te puede interesar...

Al caer preso, el ginecólogo admitió que el material era de él y se declaró adicto a ese tipo de contenido. La defensa solicitó su libertad argumentando ante el Tribunal Superior que el médico sufría de “parafilia” (un extraño comportamiento sexual). La Justicia decidió otorgarle prisión domiciliaria de la que fue liberado al poco tiempo. La encargada de la investigación, Renata Ribeiro, pidió a los expertos forenses que buscaran cualquier indicio de que el médico, además de descargado, había compartido el material ilegal, lo cual agrandaría su foja judicial. Pero al buscando, el hallazgo de este manual terminó sorprendiendo a los investigadores y mandando al médico nuevamente a la cárcel. “Sabíamos que el caso era más grande... Pero cuando concluyó la investigación, tenía cosas gravísimas”, dijo Ribeiro. Se encontraron imágenes de sexo explícito con niños y adolescentes producidas por el médico que, además, grababa partes íntimas de unas 100 pacientes durante exámenes y guardó los vídeos en carpetas con el nombre y un número que, según la policía, se refiere a la edad de la paciente. También hallaron un archivo digital con el nombre “Natal”, donde se ve al médico teniendo sexo con menores. Si embargo, ninguna de estas estimaciones fue corroborada por alguna víctima que lo denunciara lo que motivó que pudiera volver a dejar prisión y esperar libre que este caso siga avanzando.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído