Irá presa por "vestirse" gratis en una tienda reconocida

Cárcel a una española que estafó con ropa usada a la cadena Zara.

Una mujer de 30 años fue condenada en España a pasar seis meses en prisión por devolver ropa usada en varios locales de la casa Zara. Parece insólito, pero se trataba de una verdadera estafa hormiga hasta que fue descubierta. La acusada, según recoge el sitio “20 minutos”, compraba prendas en las tiendas de la marca que también opera en Argentina, entre otras partes del mundo, y, aprovechando el mes de plazo para efectuar la devolución, colocaba la etiqueta interior y la exterior en una prenda que ya tenía en su casa y que ya había usado, para cambiarla por una nueva.

El modus operandi de esta mujer, llamada Tania M.A., fue repetido durante seis meses, en el periodo entre octubre de 2017 y marzo de 2018, tiempo en el que la marca no detectó el fraude debido a que “la mujer reemplazaba las etiquetas de forma meticulosa ya que incluso conocía el código de barras de las diferentes tonalidades de las prendas”.

Te puede interesar...

La pena que recibió la estafadora fue igualmente menor a la que tanto la fiscalía como Inditex, la multinacional española que concentra a Zara, habían reclamado. El fallo del juzgado de lo penal 4 de Zaragoza decidió privarla de la libertad durante seis meses. La fiscalía había solicitado 15 meses, contra dos años que pidieron los dueños de la cadena.

En el juicio estuvieron presentes como testigos las encargadas de los tres locales en los que Tania realizó las estafas. Se trata de los locales de Gran Casa, Puerto Venecia y el Paseo de las Damas. Allí, las tres empleadas explicaron que la mujer nunca solicitaba una devolución en efectivo, ya que conocía los procedimientos internos de la compañía por el que la encargada de la tienda debe autorizar esta devolución. Siempre se llevaba otras prendas a cambio.

Algo que también caracterizaba a la acusada era que trataba siempre con cajeras, ya que tienen un turno con mayores rotaciones y solo se fijan en que la etiqueta interior y la exterior coincidan. En la sentencia, la jueza manifestó que las trabajadoras del establecimiento deberían tener un “mayor conocimiento del stock” y que eso “les hubiera permitido detectar que la prenda devuelta no se correspondía con la etiqueta”.

Tania, en el juicio que se celebró el 30 de septiembre, se defendió de las acusaciones y declaró no saber coser, por lo que no podría haber colocado las etiquetas nuevamente en las prendas. Esa defensa no le alcanzó para evitar los meses que deberá pasar en prisión. “El hecho de que tanto la etiqueta interior como la exterior sean coincidentes y que sean colocadas precisamente en prendas de similar color evidencia el mecanismo engañoso y el ánimo de lucro, pues de esa manera renovaba el vestuario a costo cero”, dictó la jueza.

El Juzgado de lo Penal 4 de Zaragoza considera que todo lo que hacía la clienta de Zara estaba calculado y planificado. La cadena tardó varios meses en detectar el fraude. Fueron los sistemas de control internos de Zara los que detectaron el fraude, ya que tres tiendas dieron parte al Departamento de Mermas y Seguridad y al cruzar los datos se dieron cuenta de que se trataba de la misma persona. Al no tener antecedentes, la mujer podrá pedir la suspensión de la pena para no entrar en prisión.

Detienen a una abuela ladrona

Una mujer de 76 años fue detenida después de una curiosa escena en donde un turista británico apareció corriendo descalzo por Málaga. La señora en cuestión pasó a conocerse como la “abuela ladrona”: durante los últimos años, fue detenida unas 40 veces e incluso usó 8 identidades diferentes.

LEÉ MÁS

Tensión en Chile: ascienden a 10 los muertos y Piñera habla de "una guerra"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído