Jugadores al palo

Se filtraron fotos pornográficas de los futbolistas Ricardo Centurión (Boca) y Marcos Rojo (Manchester United).

Ricardo Centurión y Marcos Rojo quedaron involucrados en un escándalo botinero. Es que durante las últimas horas se filtraron fotos de ellos completamente desnudos, las cuales utilizaron para seducir a diferentes mujeres.

El defensor de la Selección ya había quedado involucrado en un caso similar el año pasado.

Primero aparecieron las imágenes del futbolista de Boca Juniors en la cuenta de Twitter @botilandiaposta. En ellas se lo ve como Dios lo trajo al mundo y hasta subido a un bidet para mostrarle a su conquista su miembro. Esto no cayó para nada bien en los dirigentes del club xeneize, dado que el mes pasado protagonizó un accidente automovilístico (chocó a tres vehículos un domingo a la madrugada y huyó del lugar).

“Fuera de la cancha no pueden hacer el ridículo, están en Boca. Hoy en día se perdió la privacidad, todo el mundo tiene un celular para filmar y sacar fotos”, dijo ayer el presidente de Boca, Daniel Angelici.

Otro escándalo El futbolista del club xeneize el mes pasado protagonizó un múltiple choque.

También repercutió en la barra brava del equipo, ya que el domingo, durante la previa del partido con Sarmiento de Junín, los hinchas se acercaron adonde concentraba el plantel para reclamarles: “Déjense de joder un poco con el boliche y ganen la Copa que hay que entrar a la Libertadores. ¿Escucharon?”.

Al rojo vivo
El panorama también es poco favorable para el jugador del Manchester United. En las fotos, que se distribuyeron en el perfil @anti_boti, se lo puede ver a Rojo desde diferentes perfiles con y sin boxer, además de una serie de retratos de su miembro. El jugador del seleccionado nacional está casado con Eugenia Lusardo, con quien tuvo una hija.

En 2015, protagonizó un episodio similar, cuando Sarah Watson, una profesora de fitness de 34 años, contó a la prensa británica que tuvo relaciones sexuales con el defensor. Ellos se habrían conocido en una fiesta y luego Rojo buscó mantener contacto con la mujer y coordinar otro encuentro sexual, por lo que le envió mensajes, mails y fotos íntimas durante tres meses.

Los abogados de Rojo pidieron una medida cautelar en la Justicia para que Sarah no pudiera hablar de esa historia en los medios, pero fue rechazada, por lo que contó a la prensa detalles de su efímero amorío.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído