El autor de la acción judicial es Javier Sánchez Santos (42), y argumenta que su madre, María Edita Santos, tuvo un fugaz romance con el cantante en 1975. Santos tendría “una prueba irrefutable de ADN”, la cual confirma el parentesco en un 99,9%.

Desde que el juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia decidiera el pasado 21 de diciembre admitir a trámite la demanda de paternidad presentada por Javier Sánchez Santos contra Julio Iglesias, el bufete Osuna se ha personado en dos ocasiones en la residencia que el cantante tiene en Ojén (Marbella), con el fin de entregarle la citación del juez. El servicio doméstico tenía órdenes expresas de no recoger ningún documento, por lo que era imposible entregarle a Iglesias la demanda de paternidad.

Hace tres días, el cantante hizo llegar a través de sus abogados en España un escrito al juzgado, donde aseguraba que se había enterado por la prensa de que el juzgado le andaba buscando y, al no poder «ser emplazado», pedía que se le notificase la demanda de filiación en Punta Cana, donde reside actualmente. Una petición que, según los escritos a los que ha tenido acceso ABC, ha sido aceptada por el magistrado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído