Kerber destronó a Serena y dio el gran golpe en Australia

Es la primera alemana (después de Steffi Graf en 1994) en ganar el torneo que abre la temporada.

Melbourne, Australia
El Lod Rover Arena asistió ayer a una jornada memorable: el día en que una tenista alemana volvió a reinar en el Open de Australia tras 21 años. Es Angelique Kerber, la primera germana en ganar este torneo desde que Steffi Graf lo consiguiera hace más de dos décadas (1994). El logro toma dimensión histórica porque además la destronada es nada menos que la reina del tenis mundial, la norteamericana Serena Williams, quien llegaba a la cita como amplia favorita (no había cedido ningún set) y buscaba no sólo defender su corona aquí (seis títulos), sino igualar la marca de Graf con 22 grandes.

Superada por sus propios nervios (cometió 23 errores no forzados en el primer set) y un juego más inteligente de su rival, cayó por 6-4, 3-6 y 6-4.

La zurda (será ahora Nº 2) nacida en la ciudad de Bremen se llevó el set inicial en apenas 39 minutos. Quebró dos veces a la menor de las Williams, quien luego volvió a tomar control del juego en el parcial siguiente. Lejos de incomodarse, Kerber jugó con mucha confianza y rápidamente se puso 5-2. Serena, desconcertada, igualmente dio pelea y se puso 5-4, pero continuó errática (fue 32 veces a la red y solo ganó 15 puntos), además de fallar varias voleas, incluida la última, que selló su derrota y dio luz a una nueva figura.

CIFRA
5 derrotas cosechó Serena en 26 torneos de Grand Slam.
Y la primera en Melbourne. No perdía una final de GS desde 2011 (US Open) ante Samantha Stosur.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído