La carne volvió a subir y el asado se acercó a los $400

El fuerte aumento del dólar tuvo su impacto en los comercios del sector.

Por Sofía Sandoval - ssandoval@lmneuquen.com.ar

La suba abrupta en la cotización del dólar ya tuvo su impacto en gran parte de las carnicerías de la ciudad, que ofrecen los cortes con aumentos que van del 10% al 18%. Con estos cambios en las etiquetas, el kilo de asado ya alcanzó precios cercanos a los $400 y son muchos los que optan por el pollo o las opciones más económicas.

Te puede interesar...

“Tuvimos un aumento de diez pesos por corte”, explicó Andrés, encargado de la carnicería Los Aromos III. Según detalló, las pulpas fueron las que más aumentaron, mientras que el asado se mantiene en el mismo precio. “Desde enero que no subíamos los precios, hasta ahora que aumentó el dólar”, aclaró.

Ante la suba, muchos clientes optan por las promociones del local, que incluyen tres kilos de aguja por $550 o un surtido de productos por $690. “Compran en cantidad para freezar o porque son familias numerosas”, señaló Andrés, y aclaró: “Notamos una caída en el consumo, pero muy leve; la gente se queja, pero sigue comprando”.

La-carne-volvió-a-subir-y-el-asado-se-acercó-a-los-400-3.jpg

Ante la suba de precios, muchos clientes optan por la carne picada, que se consigue a partir de los $240, o hacen compras más pequeñas. “El volumen de gente se mantiene, pero cada uno lleva menos cantidad”, detalló Emiliano, de Carnes Sarmiento. Según aclaró, los que compran en cantidad para los asados del fin de semana también prefieren pagar con tarjeta de crédito para aplazar el pago en varias cuotas.

Los carniceros del oeste de la ciudad coincidieron en que los clientes se asustaron con las noticias de los aumentos. “Lo que necesitamos es que el precio se estabilice para que la gente vuelva a comprar”, expresó Carlos, a cargo de la carnicería Carlitos. “Cada vez tenemos menos clientes y compran poca cantidad”, detalló en su local, que estaba vacío al mediodía.

Según comentó, la carne que proviene de La Pampa tuvo aumentos más fuertes que los cortes de la zona. Por eso, las carnicerías que tienen su propio frigorífico pudieron defender el precio a pesar de la suba del animal en pie (ver aparte). “Hacía unos meses que el valor estaba estable e incluso había bajado un poco por la caída del consumo, pero con este contexto subió bastante”, aclaró el carnicero.

Con los nuevos valores, los cortes más económicos como la paleta llegan a los $300, y desde las carnicerías señalaron que hay varios clientes que preguntan el precio y prefieren no comprar. Sin embargo, el consumo de asado de los fines de semana registró apenas una leve caída.

Yendo del novillo al pollo para ahorrar

La suba del precio de la carne fue acompañada por un incremento del pollo, aunque en menor medida.

Los carniceros consultados por LM Neuquén aseguraron que el valor del pollo aumentó en un 10% pero se mantiene como la proteína más económica del mercado, por lo que muchos clientes incrementaron su consumo para reemplazar sus compras habituales de carne vacuna.

La-carne-volvió-a-subir-y-el-asado-se-acercó-a-los-400.jpg

En los comercios de la ciudad, el kilo de pollo se consigue a $85 o $90, un precio muy diferente al que tienen cortes de carne roja como la paleta, que cuesta unos $300, o las pulpas de cerdo, que se consiguen por unos $250 por kilo. En ese contexto, muchos consumidores decidieron volcarse a esta carne blanca.

“Lo que más se consume es la carne picada y la aguja, que mucha gente lleva en promociones de tres kilos para freezar”, señaló Andrés, de la carnicería Los Aromos III.

Aseguraron que los clientes también dejaron de comprar asado para cambiarse a otras alternativas más económicas, como el asado ruso o el americano, que se consiguen en promociones de $590 por dos kilos. También los clientes optan por la tapa de asado, que suele costar menos que el asado tradicional.

Sin embargo, aclararon que son pocos los que compran más chorizos u otros productos para llenar las parrillas y reducir el consumo de carne.

“Para los fines de semana, la gente sigue consumiendo asado a pesar de los aumentos”, aclaró Emiliano, carnicero de Carnes Sarmiento.

Para sostener el consumo

Mientras las carnicerías que dependen de frigoríficos externos tuvieron que incrementar el valor de muchos de los cortes, los locales que tienen sus propios frigoríficos decidieron mantener los precios para sostener el consumo.

En una carnicería del Bajo de la ciudad señalaron que el comercio se llenó de clientes, que se sorprendían al saber que los valores seguían iguales a los que se ofrecían antes de la suba del dólar.

CIFRAS

• $365 Es el valor promedio del kilo de asado

Algunas carnicerías optaron por mantener el precio que ya ofrecían e incrementar otros cortes como las pulpas.

• $240 Sale la carne picada en comercios económicos

Es, junto con la aguja, uno de los productos más solicitados en los negocios ante el aumento de los valores.

• $90 Es el valor promedio del kilo de pollo

Se incrementa cuando se eligen cortes especiales como patamuslo o pechuga. Muchos clientes se volcaron a este producto.

• $260 Es el valor por kilo de los cortes de cerdo

También tuvo un incremento del 20 por ciento con relación a los precios de antes de la suba del dólar.

LEÉ MÁS

Lacunza quiere evitar una corrida "irracional" del dólar

El alza del dólar impacta en las cuentas locales

Por el dólar, está en jaque el desarrollo de la ex U9

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído