La Casa Blanca se burló del cáncer de un senador

"No importa, se está muriendo", dijo una funcionaria sobre John McCain.

“No importa, de todas formas se está muriendo”. Con esas palabras despectivas, una trabajadora de la Casa Blanca se burló del cáncer cerebral que sufre John McCain y minimizó la oposición, que puede ser determinante, del senador republicano a la nominación de Gina Haspel para dirigir la CIA.

Las declaraciones de Kelly Sadler, una asistente especial del equipo de comunicación del presidente Donald Trump, han desatado una tormenta política en EE.UU. La Casa Blanca no ha negado el contenido de las palabras -pronunciadas en una reunión interna y luego filtradas a la prensa- y ha emitido un comunicado para tratar de aplacar la polémica.

“Respetamos el servicio del senador McCain a nuestra nación, y él y su familia están en nuestras oraciones en este momento difícil”, reza la nota.

Por ahora, Sadler guarda silencio. La esposa del senador, Cindy McCain, publicó un mensaje en Twitter dirigido a la empleada de la Casa Blanca: “Le recuerdo que mi marido tiene una familia, siete hijos y cinco nietos”. Meghan McCain, una de las hijas del político, se preguntó en qué tipo de “ambiente” laboral las declaraciones de la empleada de la Casa Blanca pueden ser “aceptables”.

El cáncer que sufre McCain, de 81 años, está en una fase muy avanzada y, según medios estadounidenses, ha iniciado los preparativos de su sepelio. El ex candidato presidencial republicano en 2008 es un héroe militar. Como oficial de la Armada fue capturado en 1967 en Vietnam, después de que el avión en el que iba se accidentara. Sufrió torturas durante los cinco años como prisionero de guerra.

McCain es el mayor ariete contra Trump en las filas republicanas. Su relación sufre embestidas constantes. Durante la campaña electoral, Trump se burló del sacrificio militar de McCain. Desde que asumió la presidencia, el senador criticó ferozmente la cruzada del mandatario contra la prensa.

--> Francia advierte a Trump por Irán

“Los países europeos deberían presionar al gobierno de Trump sobre el acuerdo nuclear con Irán y no actuar como vasallos”, dijo el ministro de Finanzas de Francia. Sin embargo, la canciller alemana Angela Merkel sostuvo que el retiro de EE.UU. del acuerdo no es motivo para descartar la alianza transatlántica.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído