La ciencia no avala el uso de robots sexuales

Desmintieron que tengan un beneficio clínico.

Los robots sexuales o sexbots, como se les conoce en inglés, son androides que están diseñados para satisfacer deseos sexuales. Aunque puede parecer futurista, la realidad es que la industria de la tecnología sexual ya está valorada en cerca de 30 mil millones de dólares estadounidenses y los sexbots podrían propiciar que este mercado creciese aún más. El problema es que suelen ser publicitados de forma engañosa.

En un editorial publicado en BMJ, Chantal Cox-George, del St George’s University Hospitals NHF Foundation, y Susan Bewley, del King´s College de Londres (Reino Unido), argumentaron que no hay base científica para promover el uso clínico de los sexbots. “No hay ninguna evidencia que apoye los beneficios para la salud y, por lo tanto, no podemos hacer ninguna recomendación a favor o en contra del uso de los sexbots. Aconsejamos al público general que sea escéptico sobre sus supuestos beneficios”, explicó la profesora Bewley.

Te puede interesar...

Estos androides -que al día de hoy están principalmente destinados a un uso masculino- suelen proponerse como estrategias de reducción del daño para disminuir la violencia sexual contra mujeres y niños. Las investigadoras realizaron un estudio teniendo en cuenta las búsquedas de internet relacionadas con las implicaciones para la salud del uso de los robots y la opinión de los expertos en la materia. “Hemos encontrado muchos puntos de vista, desde aquellos que piensan que no hay nada malo ni peligroso en practicar sexo con muñecos de plástico realistas; hasta aquellos preocupados porque la tecnología se adapte para permitir a los consumidores llevar a cabo sus fantasías interactivas sobre violaciones violentas”, reconoció Bewley.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído