La construcción del monumento a San Martín

El emblema de la ciudad se levantó 55 años atrás y demandó el traslado de la pirámide fundacional. Una multitud asistió a su inauguración.

Por Vicky Chávez

La estatua está forjada en bronce y la cola es maciza para equilibrar la estructura. Hubo que sortear algunas dificultades para su traslado.


Neuquén > El monumento al General José de San Martín fue inaugurado en septiembre de 1954, hace 55 años. Para construirlo, tuvieron que trasladar unos metros hacia el norte de la Avenida Argentina (en esos momentos se llamaba Avenida Eva Perón) la pirámide fundacional, situada donde hoy está emplazado el monumento.
Al observar el Neuquén de hoy, se observa que todo lo que forma parte de la vida diaria de sus habitantes, aquello que se ve y se usa, existe desde hace pocos años, apenas 40 o 50, que es mucho para una vida personal, pero sólo un momento para la vida de la ciudad o de la provincia.
Todas esas historias, esa cultura plasmada en monumentos, luz eléctrica, agua potable, calles asfaltadas, terreno ganado a las bardas, a los ríos, todo esto que es impactante para esta tierra lleva marcadas las huellas del pasado. Cada cosa, cada fenómeno del presente tiene su propia historia.
Para poder escribir la historia se obtiene información del pasado a través de las fuentes que pueden ser documentos escritos, restos materiales (monumentos), dibujos, grabados, tradición oral y testimonios orales. Una de esas fuentes es la fotografía que acerca a la historia contemporánea por esas reproducciones o imágenes resguardadas por los descendientes de la persona a recordar, y por la historia oral.

Las voces del pasado

La prensa local, El Territorio, informaba lo siguiente: “Como señaláramos oportunamente, la ubicación del monumento al padre de la Patria, general don José de San Martín, será ubicado por disposición de la comisión encargada de su erección en la intersección de la Avenida Eva Perón entre Presidente Roca y Ministro González, aproximadamente en el lugar donde se encuentra la pirámide de fundación de la ciudad, y los trabajos previos ya han comenzado para que el 12 de septiembre, fecha en que la ciudad ha de cumplir 50 años de vida, fuera inaugurada.
Hemos tenido oportunidad de ver el trabajo iniciado, trabajo delicado, ya que se trata de correr la pirámide de fundación a un lugar cercano. Estas tareas están bajo la dirección del ing. Luis Alonso, conocido profesional de nuestro medio”.
De la misma manera, el diario La Provincia del 12 de septiembre de 1954  informaba que solemnes e históricos momentos se vivieron en la inauguración del monumento al libertador. “Neuquén se vistió de fiesta, con sus mejores galas, pudiendo asegurar sin temor a equivocarnos que jamás hubo mayor cantidad de público como ese día, de auténtico júbilo popular. Sus arterias principales se vieron cubiertas por un gentío enorme, cuyo entusiasmo y satisfacción se adivinaba en sus rostros”.
“Magníficamente engalanado con los colores de la Patria, las distintas asociaciones del pueblo fueron depositando sus ofrendas florales al pie del monumento que perpetúa la gloria y el recuerdo de la personalidad mas austera de la historia americana, cuyas virtudes integrales de arquetipo de libertador de pueblos, sirven y servirán de derrotero a las generaciones presente y futuras”.
Cuando terminó la colocación de las ofrendas florales se procedió a la bendición a cargo del Obispo de Mendoza y Neuquén, monseñor doctor Alfonso Butteler; posteriormente la pronunciación de los discursos a cargo del dr. Claudio Juan Robiglio, en nombre de la Comisión Pro-monumento; el sr. presidente del Honorable Concejo Municipal, don Eduardo A. Cortez Rearte; el general don Alejandro Falconier, comandante de la 6ª. División de Ejército, y el dr. Pedro Luis Quarta , gobernador del territorio. A continuación se realizó el desfile cívico militar.
De igual forma, el diario Opinión Pública del 18 de septiembre de 1954, también informaba de la adhesión que habían tenido los actos de inauguración del monumento al libertador.
Se estimaba que habían concurrido a la inauguración del monumento en la intersección de las calles Eva Perón (hoy Avenida Argentina) y Presidente Roca, alrededor de 15.000 personas

Asociación Sanmartiniana

La Asociación Sanmartiniana neuquina fue presidida por varias personalidades de la historia de la provincia.
Hoy la guía don Camilo Raffy, un incansable trabajador y férreo defensor de la figura del general San martín, como el del monumento que perpetúa su memoria.
Camilo ha recibido, por su tarea cultural, diplomas, distinciones y presentes por sus años al frente de la Asociación Cultural Sanmartiniana de Neuquén. Allí organizó varios concursos literarios sobre próceres argentinos, premiando a sus ganadores y profesores de Historia con viajes a distintos destinos como Mendoza, Yapeyú, San Luis, Tucumán y Salta.
En la actualidad y desde hace años es productor y escribe artículos de la historia de nuestro país.
Respecto del monumento, don Camilo dice que “su construcción estuvo a cargo de la empresa italiana Falcone, que en el año 1950 había venido a estas tierras para la edificación del comando. Con ellos vino el ingeniero Luis Alonso, artífice de la obra, entre otros”.
En tanto, la estatua “que fue realizada en bronce, vino de Buenos Aires y la trajeron en el ferrocarril. La cola es maciza para equilibrar el peso sobre el monumento. La depositaron en la Casa de Gobierno, en la carpintería de Belgrano esquina Jujuy; cuando la cargaron en el carro que la llevaría no pasaba por el marco del portón por lo que hubo que extraer el dintel momentáneamente” dijo Camilo.
En esta oportunidad, Nora Alonso, la hija del ingeniero Luis Alonso, facilitó el material fotográfico que atesora en sus recuerdos. Las fotos evocan la tarea realizada en julio de 1954.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario


Lo Más Leído