El clima en Neuquén

icon
Temp
52% Hum
La Mañana Jara

La defensa pidió investigar al policía que pudo evitar el parricidio

El defensor Gustavo Lucero pidió que el efectivo sea investigado por fiscalía por incumplimiento de sus funciones, por no haber detenido a Orlando Jara cuando la familia, amenazada por el hombre, lo solicitó.

En un giro inesperado, tras la declaración del efectivo que intervino en el "conflicto familiar" inicial cuando Orlando Jara amenazó a sus hijos, y no lo detuvo a pesar de los pedidos expresos de la familia, la defensa del parricida sugirió que fiscalía investigue al uniformado por incumplimiento de sus tareas de funcionario público.

La jornada final del juicio por el parricidio de Orlando Jara, asesinado y decapitado por su hijo Fernando en enero de 2020, se tornó tensa con el paso de un policía por el estrado. Es que se trató de un efectivo que cumple funciones en el Comando Radioeléctrico de Zapala, quienes recibieron dos llamados que alertaban por un "conflicto familiar" en la casa de los Jara ese día. Cabe recordar que dicho conflicto inició cuando Orlando arribó ebrio al domicilio alrededor de las 5, amenazando con matar a la familia.

Te puede interesar...

Aunque el interrogatorio del testigo inició de manera habitual, pronto el hombre terminó contra las cuerdas, ya que dijo no recordar varios aspectos claves de las circunstancias, y el equipo defensor -a cargo de Gustavo Lucero y Silvina Fernández Mendaña- debió pausar reiteradas veces para "refrescar" la memoria del efectivo al releerle sus declaraciones previas.

Puntualmente, el uniformado indicó que al llegar al lugar, las agresiones habían cesado, no señaló ninguna amenaza de Jara padre hacia sus hijos en su presencia y negó recordar que le hayan solicitado que se llevaran al violento detenido. Todos estos elementos, sin embargo, quedaron establecidos en las jornadas anteriores del debate y pudieron ser rectificadas en el momento.

Lo llamativo fue que el policía admitió conocer los antecedentes de violencia familiar en esa vivienda, e incluso recordó los rondines que se habían ordenado unos años atrás a raíz de una denuncia de Hilda. Aún así, afirmó que no se comunicó con el oficial de servicio para pedir la detención del agresor, ni con el fiscal del turno. En su lugar, informó al Comando que "la situación estaba controlada" y se retiró del lugar. Dos horas más tarde, aún bajo amenaza, Fernando asesinó a su padre.

Al quedar en evidencia, el oficial intentó defender su accionar con los argumentos de que las agresiones habían cesado al momento de su llegada, y asegurando haber ofrecido trasladar a Hilda para denunciar, quien se negó. Sin embargo, la mujer y sus hijos declararon en instancias previas que las denuncias empeoraban el riesgo en que se encontraban y que no querían dejar la vivienda sola.

Por todo esto, tras el fin del interrogatorio, el defensor Lucero planteó ante los jueces un pedido al Ministerio Público Fiscal para que se inicie una investigación de oficio contra el uniformado por incumplimiento de sus tareas como funcionario público.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

10.526315789474% Me interesa
18.421052631579% Me gusta
7.8947368421053% Me da igual
2.6315789473684% Me aburre
60.526315789474% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario