LMNeuquen Escuela

La educación tampoco se detiene para los adultos en cuarentena

Más de 2600 estudiantes mayores de 14 años y hasta con más de 90 continúan la escuela primaria desde sus casas.

Comenzar la escuela primaria cuando uno ya es adulto, incluso hasta abuelo o abuela, no es una decisión fácil de tomar. Pero una vez que se rompen los miedos y la vergüenza, tampoco es fácil abandonarla a pesar de los contratiempos, inclusive de la pandemia por el coronavirus.

Más de 2600 personas mayores a 14 años y hasta de más de 90 cursan la escuela primaria en Neuquén. Claudia Alday, directora general de Educación de Jóvenes y Adultos del Consejo Provincial de Educación (CPE) explicó a LM Neuquén que al igual que en los otros niveles, los docentes continúan con los vínculos con sus alumnos para que puedan seguir estudiando en medio de la cuarentena por el coronavirus.

Te puede interesar...

"Ellos pusieron en marcha distintas estrategias para intervenir y el trabajo fue muy creativo, comprometido, para lograr el abordaje pedagógico y la contención emocional de los estudiantes", expresó la funcionaria.

Es que para los alumnos de esta modalidad ir a la escuela primaria no solo implica aprender a leer y escribir, sino que también es una fuente de relaciones interpersonales que hoy sus docentes resguardan con recelo. Además de tareas por Whats App, plataformas educativas o cuadernillos impresos, las maestras y maestros comparten recetas, adivinanzas o cualquier otro tipo de propuesta que permita el intercambio cotidiano con los alumnos.

Educación de adultos

Rosario Salazar está terminando su escuela primaria en la EPA N° 5 de Cutral Co, en la sede del barrio Pampa. Tiene 76 años y llegó a estudiar porque su nieto mayor le compró todo para empezar y la anotó.

"Lo principal que quiero es aprender a leer, para que el día de mañana no tenga que pedirle a nadie que me haga un papel o preguntarle qué dice", contó la abuela a su maestra Susana Tascone.

La mamá de Rosario quedó viuda cuando ella era un bebé, y no pudo enviar a sus 5 hijos a la escuela. Esa deuda la acompañó toda su vida y ahora está feliz con poder estudiar.

Rosario tiene su meta fija en aprender a leer, con los números siempre se llevó un poco mejor y supo aprender a hacer cuentas sola. Pero la lectura aún la desvela y cuando escribe lo hace muy prolijo para que su "señorita", como ella la llama, la entienda.

2.jpg

"Yo estoy muy feliz porque mis compañeras me quieren, compartimos momentos. Y eso me hace sentir bien, no me siento sola", describió la mujer, que hace poco perdió a su marido.

En esa escuela, como en muchas de la modalidad, también realizan otros proyectos para insertar en el mundo laboral a sus estudiantes. En uno de esos talleres Rosario aprendió a hacer almohadones, también hicieron flores de goma eva, trabajaron con porcelana fría y hasta hicieron experimentos.

Tareas en cuarentena

La directora general de Educación de Jóvenes y Adultos explicó que para llegar al alumno durante esta época de cuarentena por el coronavirus trazaron tres líneas de trabajo. La continuidad pedagógica, la contención emocional, y la difusión sobre el coronavirus con cartelería, gráfica y consejos útiles que ayuden a evitar la propagación del virus.

"Nuestra población educativa es muy vulnerable, no todos tienen un dispositivo electrónico para poder aprender. Pero justamente también fue un aprendizaje", describió la funcionaria quien aclaró que en las ciudades sin conectividad los docentes hicieron llegar los cuadernillos hasta las casas de los estudiantes y los que sí tienen celular o computadora reforzaron su manejo.

Otro de los medios que están utilizando es la radio. Micros radiales con docentes y alumnos compartiendo sus saberes.

Es el ejemplo de la propuesta "Escucha mi voz", que llevan adelante desde la EPA de Chos Malal todos los miércoles a las 10.30 por la FM La Arriera en el 104.7.

En ese espacio, María de 66 años pudo contar que se casó muy joven y que no pudo estudiar. Aunque con vergüenza decidió empezar con la ayuda de su hija, y una vez en la escuela se dio cuenta que eran muchos, los que como ella, no habían podido hacerlo de niños.

Claudia Alday indicó que las escuelas para adultos funcionan en la provincia en la capital y en las localidades de Centenario, Plottier, Plaza Huincul, Zapala, Cutral Co, Loncopue, Piedra del Águila, Junín delos Andes, San Martín de los Andes, Chos Malal, Andacollo, Aluminé y Rincón de los Sauces.

"Es una experiencia muy rica y le permite a la persona terminar la escuela primaria que no pudo completar en la edad establecida reglamentariamente. Se le brinda la posibilidad de recibir educación durante toda su vida", expresó Alday, quien además agregó: "La enseñanza de adultos tiene muchos objetivos y trata de cubrir esos espacios que quedaron vacíos por mucho tiempo".

Albertina, alumna de la EPA N° 4 convocó a través de la radio: "Yo les digo a los que aún no se decidieron a empezar la primaria que se animen, porque en la vida no está todo terminado".

LEÉ MÁS:

Los certificados de escolaridad se gestionarán de forma online

San Martín conectará a internet a los estudiantes sin recursos

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.7027027027027% Me interesa
94.594594594595% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
2.7027027027027% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario