La magia de Spielberg

El brillante director regresa con Mi amigo el gigante. Ruby Barnhill protagoniza el film de amor que se basa en el cuento de Roald Dahl.

Cannes.- El director estadounidense Steven Spielberg acudió ayer al Festival de Cannes para contar la tierna historia de amistad entre un gigante y una niña en The Big Friendly Giant (Mi amigo el gigante), basada en un cuento de Roald Dahl. "Cuando peor está el mundo, más magia necesitamos", dijo el realizador. "Esa magia nos dará esperanza y la esperanza nos hará ser más proactivos. La esperanza lo es todo para mí", agregó el realizador, que no ha conseguido entusiasmar a la crítica con este trabajo emotivo y correcto pero excesivamente almibarado.

Spielberg, que este año cumple 70 años, recordó que se embarcó en este proyecto de Disney cuando supo que el guión estaba en manos de Melissa Mathison, la pluma detrás de E.T., que en 1982 también se estrenó en Cannes.

La cinta no ha supuesto para Spielberg un viaje al pasado, pero tras dos trabajos sobre hechos históricos, Lincoln y Puente de espías, en los que la imaginación se tiene que dejar de lado, Mi amigo el gigante -dijo- le ha permitido volver a imaginar.

Protagonizado por Ruby Barnhill, el film se centra en la historia de una niña huérfana que viaja al país de los gigantes junto a uno de sus habitantes (Mark Rylance), el único que es vegetariano y no come personas, pero es aterrorizado por sus compañeros que son mucho más gigantes. Juntos se darán fuerzas. Ella, que es huérfana, para saber que tiene un amigo con el que contar; él, para hacer frente a los odiosos gigantes que lo acosan.

Spielberg comentó que conocía el cuento bien, ya que se lo leyó a cada uno de sus siete hijos. Con su película, explicó, ha querido ensalzar sobre todo valores, como por ejemplo aceptar las diferencias. "Esta es una historia de amor, del amor que sienten los niños por sus abuelos. Es lo más cerca que he estado de contar una historia de amor", añadió.

La crítica en Cannes esperaba reencontrarse con una nueva maravilla como fue E.T., pero el cineasta aún no ha conseguido esa magia que tenía aquella criatura de otro planeta. No obstante, la cinta fue aplaudida y tuvo una mejor acogida que la última entrega de Indiana Jones (El reino de la calavera de cristal) mostrada también fuera de concurso en el certamen francés.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído