La maldición de EE.UU.: del adiós del Diego al de Lio

En 22 años: del "me cortaron las piernas" al "se terminó para mí".

Neuquén.- En 1994 Diego Maradona dio positivo en el doping y se despidió de la Selección con una frase emblemática: “Me cortaron las piernas”. Pasaron 22 años y la historia se vuelve a repetir en suelo estadounidense. Lionel Messi dijo adiós con un rotundo “se terminó para mí”.

Hay una imagen imborrable en el fútbol mundial. Fue un 25 de junio de 1994, durante la fase de grupos del Mundial, después de que Argentina derrotara a Nigeria en Boston, el Diego fue llevado por una enfermera a un control antidoping, que finalmente terminaría siendo la imagen de su final con la Albiceleste.

Maradona disputó su último partido con la Selección en el mismo estadio en el que Argentina venció a Venezuela en los cuartos de final de la Copa América Centenario.

“Lo primero que se me viene a la cabeza es que se terminó para mí la Selección. Lamentablemente lo busqué, era lo que más deseaba. Es lo que siento ahora, es una tristeza grande”. Lionel Messi. La renuncia del mejor del mundo

Tras la decisión de la FIFA, el ex futbolista le habló a la prensa pero ya era tarde, la decisión estaba tomada: “Yo no me drogué, no tomé ninguna sustancia como para que FIFA me deje afuera del Mundial”, y unos días después aseguró: “No me drogué, me cortaron las piernas”.

Este hecho fue el final de Maradona como jugador en la Selección nacional.

En suelo norteamericano, por ahora, fue también el último partido del sucesor de Diego a nivel futbolístico. La diferencia es que el crack rosarino, abrumado por haber perdido la cuarta final consecutiva con la Selección mayor decidió no jugar más con la Albiceleste. Las palabras de Messi, tras la derrota ante Chile, todavía retumban en el mundo del fútbol, que parece vivir una pesadilla “made in USA”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído