La mamá de Lautaro opinó sobre el caso de Villa Gesell: "El problema no es el rugby sino la falta de valores"

Vanessa Speranza comparó las similitudes entre el asesinato de Fernando Baéz Sosa y el ataque a su hijo, Lautaro Bettini, a la salida de una fiesta de Año Nuevo en Neuquén.

Vanessa Speranza no puede evitar conmoverse con las noticias que inundan desde el sábado los medios de comunicación. Ver el video de los diez jóvenes que mataron a golpes a otro a la salida de un boliche en Villa Gesell la hizo recordar su tragedia familiar, una que vive en carne propia desde hace dos años, cuando a su hijo Lautaro Bettini lo atacaron de un piedrazo en una pelea similar.

Es por eso que Vanessa sabe que la tragedia de la familia de Fernando Báez Sosa no quedará en una efeméride. Para esa familia, esta muerte es apenas el comienzo de una vida llena de dolor, como la que le tocó atravesar a Lautaro y a los suyos desde hace dos años, en medio de internaciones, estudios y un tratamiento psicológico para erradicar las ideas suicidas del joven neuquino, que muchas veces desea haber muerto en esa fiesta de Año Nuevo para no atravesar la rehabilitación eterna que le toca enfrentar hoy.

Te puede interesar...

“Son dos cosas que se repiten de la historia de Lautaro; el intento de homicidio que evidentemente está y también que fue a traición, porque le siguieron pegando incluso cuando estaba desvanecido en el suelo”, explicó su mamá a LM Neuquén.

La muerte de Fernando también afectó al propio Lautaro. “Qué bueno que se murió porque, si sobrevivía, iba a quedar más tonto que yo”, le dijo el joven neuquino a su mamá tras conocer las noticias de Villa Gesell. Según comentó ella, Lautaro muchas veces se lamenta por haber sobrevivido al ataque y tener que enfrentar los duros tratamientos médicos.

Para Vanessa, el problema de fondo no está en la práctica de rugby sino en la falta de valores que les inculcan las familias. Consideró que los jóvenes conciben el descontrol y el consumo de alcohol y drogas como sinónimo de diversión. “Antes nos divertíamos sin esas cosas; es necesario que las familias pasen tiempo juntas y les inculquen otros valores a sus hijos”, detalló.

Según explicó, los debates que aparecen en las redes y que le echan la culpa al rugby desvían la atención del verdadero problema, que es la violencia que ya están instalada en la sociedad y que se manifiesta en este tipo de situaciones lamentables, o en la cultura que naturaliza acciones de violencia extrema como patearle la cabeza a alguien que está tirado en el suelo.

Aunque agradeció el apoyo de los médicos y su obra social para hacer frente a los costosos tratamientos de Lautaro, Vanessa explicó que su lógica familiar se modificó para siempre desde el ataque a su hijo. “Nuestro círculo piensa que él ya está bien porque puede caminar, pero somos sus padres los que nos hacemos cargo de todos los tratamientos y el sufrimiento de él, que está cada vez más introvertido”, señaló.

Las noticias de Villa Gesell volvieron a poner en agenda las peleas en manda a la salida de los boliches pero, para Vanessa Speranza y su familia, la violencia de la noche dejó una marca que los atraviesa día a día y para siempre.

Además, la madre Lautaro compartió una larga carta en Facebook detallando sus años de recuperación junto a su hijo.

Si tuviera que describir estos dos años, podría detenerme en cada detalle y en cada minuto, desde el segundo 1 cuando me llamaron del Castro Rendon porque mi hijo estaba ahí, y que no podían decirme que sucedía. . . No perdí la calma, porque confiaba que no podía ser algo tan grave…. Y dejo los puntos suspensivos, porque creo dos cosas en esta vida, la primera que nada es tan grave como perder un hijo, y la segunda el “duelo por incertidumbre” saber si realmente lo vas a perder. Fue en aquel instante que conoci el verdadero MIEDO. ESE QUE LAUTARO HABLA QUE CONVIVE CON EL....

Dos años intensos, tal vez el Diario no pudo trasmitir lo que fueron estos dos años!! Y los que siguen siendo, nadie lo sabe si no está en los zapatos de mi Lautaro o en los nuestros.

Aunque algunos no lo puedan entender, el Lautaro que teníamos hasta el 1 de Enero del 2018… ese Lautaro se murió ese día, porque el Lautaro que se despertó 47 días después, y es el que se recupera el que tuvo que rehabilitarse, aprender a caminar comer, hablar, respirar, el que va casi todos los días al médico, el que toma cocteles de medicación, el que sufre dolores intensos de cabeza, el que todavía está sin medio cráneo ese Lautaro ya no existe. El Lautaro que era, porque es asi! Quise dejar bien en claro que ese accidente como “algunos” dicen lo mato!! Tan cruel como verdadero. Pero la verdad los libera y nos enseña. Lautaro lo dijo en el juicio….(a mi me mataron en vida)

Si después recuperamos a otro Lautaro, que tuvimos que aprender a tratar a conocer, a entender saber, como interactuar con él, porque él tiene secuelas que no lo podes tratar como a cualquier persona, las mismas nos limitan. El tuvo que aprender que era diferente, y asumir que nunca más volvería a ser el mismo, aunque le pone garra empuje, onda y la fuerza insospechada que nadie magnifica hasta que lo ven o conviven con el, también se cansa y sufre.

Nosotros como familia tuvimos que aprender a dominar emociones, aprender el amor, la fe, la confianza, asi como aprendimos desde un principio a cambiarlo, saber como ponerlo en una silla de ruedas, darle de comer, cambiarlo, entender si convulsiona como actuar y que hacer, colocar una heparina, cambiar sabanas, hacerlo feliz con cada dia, a turnarnos en sus cuidados y ufff muchas cosas mas.

En la Actualidad, nos ocupamos de su casa de llevarlo traerlo, de su comida, de su ropa, de que sale o no sabe donde esta, hasta de si cierra la casa, porque se olvida de todo, se pone una crocs de cada color, antes eran las medias ahora no combina ni las zapatillas ¡! Es como un gran cuento.. y a pesar de todo, nos reímos! Entrenamos mente corazón y espíritu, e insisto que si nadie ha pasado por esto, por respeto, no digan nada!! Porque a veces las tragedias no terminan solo en muertes, también el que te cambien la vida radicalmente de un día para el otro, no deja de ser trágico y traumatico.

Entonces el “accidente” no es una simple ESFEMERIDE, esto no fue una cosa que solo paso y termino ahí, esto tiene un montón de consecuencias que abarcaron el núcleo familiar, padres hermanos, tías abuelas,amigas/os, médicos, terapeutas, enfermeros, gente que no conocíamos etc, esto fue un CAMBIO RADICAL, A LA VIDA DE EL, SOBRE TODO, CON 20 AÑOS EN ESE MOMENTO.

Y SI estamos agradecidos claro! que si.! el más allá de que no es el que era, está con nosotros, y porque intenta hacer una vida normal todos los días, y por suerte podemos ayudarlo y acompañarlo, Por eso no es un simple accidente, sino una tragedia que afecto a muchas personas, vivir en constante estrés, por no saber cuando queda tildado, se cae, o sale y no regresa porque no puedo prohibirle que quiera vivir una vida de 22 años.

Como mensaje… Lautaro no es un simple chico que sobrevivió a una tragedia, solo quiero agregar que la inconsciencia cuando los chicos salen y toman sin límites puede desatar una tragedia en una familia entera, no solo porque se mueren las personas es una tragedia, sino también cuando tenías una vida y te la arrebatan y en un instante te ponen una cosa que no tienes idea, y que los 20 años que tenías en ese momento se echan un montón de tiempo para atrás, porque te despertas y no sabes caminar, comer, hablar RESPIRAR!! y todas las limitaciones que Lautaro tiene HOY EN SU PRESENTE.

Las consecuencias de una borrachera NO SOLO ES UNA TRAGEDIA MORIRSE, SINO AVECES LA TRAGEDIA ES SEGUIR VIVIENDO. A PESAR DE...

Agradezco enormemente a: Daniel Horacio Parada, Ariana Speranza, Eros Parada, Kry Speranza, Lucy Rivarola, Bettina Aballay; Kartar Amrit Kaur Elena Angela, Caro Ariza, Angie Rojas, Mirta Susana Cazachkoff Zulma Speranza, Carla Orqueida Sandra Perez , Mati Miranda, Mariela Ortiz Gaby Rivarola , Luciano Matuz, Angeles Speranza tengo miles de personas que etiquetar, a todos los que escriben mandan mensajes, pero no puedo mencionar uno a uno pero ustedes saber que fueron parte de estos dos años. de todo esto que vivimos cada día, de que esperamos una nueva neurocirugía y ya le pedi a Dios que por favor el 2020 sea el nuevo milagro. Por favor si algo alberga mi corazón es gratitud para con todos, porque creo que no hubo quien ore por mi hijo . El ahora termino un tratamiento de 6 semanas de antibióticos por una pseudomona y en Enero volvemos con todo para ver que nos dicen los medicos!!

Gracias a toda mi familia de Bariloche, mi bella abuela pan que no me dejo jamas y que fue de un gran apoyo con sus 90 años pasaba 12 /14 horas al lado mio en el hospital .

Gracias a mi hermana Daniela por el amor que le da a su sobrino, y por ser en aquel momento autentica e incondicional.

Profesionales GRACIAS INFINITAS

DR.MARIANO RINALDI

DR MAURICIO ROUSELL

DR DANIEL CALFUNAO

DRA ANA IRUSTA

DR LOPEZ CORMENZANA

DR IGNACIO DELPIN

DR, ROLANDO DE LA VEGA

LIC SOTO Kartar Amrit Kaur Elena Angela

BETINA Bettina Aballay

LUISINA Luisina Lavin

LORENA Lorena Etcheverry Domeño

cuerpo de ENFERMERIA Sandra Castro Y MUCHOS ENFERMEROS MAS QUE NO TENGO CONTACTO.

GRACIAS GRACIAS GRACIAS

LEÉ MÁS

"Gritaban 'dale que lo vas a matar, vos podés'"

Sospechoso declaró que no estaba en el lugar del crimen

El motivo que desencadenó la mortal golpiza de los rugbiers

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído