"La mayoría son llamados por violencia de género"

Lo aseguraron operadoras que trabajan en la línea provincial 148.

POR AGUSTINA BENATTI /policiales@lmneuquen.com.ar

“Empezás a entender que hay personas que sufren situaciones de violencia y que toda la burocracia del sistema les genera no querer continuar con las denuncias. No es que las ayudamos porque somos buenas, sino porque son sus derechos”, confió una operadora de la línea provincial 148. En 18 meses de funcionamiento, se recepcionaron 3560 situaciones, la gran mayoría sobre violencia de género.

Actualmente, la recepción de los llamados de víctimas de violencia está en manos de catorce operadoras, entre ellas Ana y Catalina (los nombres fueron cambiados).

La línea 148 funciona las 24 horas de los 365 días del año, y es atendida por psicólogas y trabajadoras sociales. Por el momento sólo cubre la Primera Circunscripción Judicial, entre las que están las ciudades de Neuquén, Plottier, Senillosa, Rincón de los Sauces, San Patricio del Chañar, Añelo, Centenario y Vista Alegre.

“Recibimos el llamado y la tarea es despejar si se trata de una situación de violencia en los grupos vulnerables, que son mujeres, niños, niñas y adolescentes, personas con discapacidad y personas mayores”, explicó Catalina, y agregó: “Después se trata de ver si es un Código A o un Código B”.

p28-f02-linea-148-violencia-genero.jpg

Riesgo de vida o violencia crónica

Las situaciones encuadradas como Código A son aquellas donde la persona corre riesgo de vida. “La semana pasada llamó una chica de 23 años súper desesperada porque había estado tomando mates con una vecina cuando su pareja la comenzó a golpear ahí mismo, mientras tenía a upa a su bebé de seis meses”, recordó Ana.

“El relato era desgarrador. El hombre la había golpeado con un palo, le lesionó la nariz y le cortó un ojo. A medida que íbamos conversando me contaba que tenían siete hijos con su pareja, el más grande de 9 y el más chiquito de seis meses. También que vino de Bahía Blanca, así que acá no tenía muchas amigas y ningún familiar”, relató la operadora.

Por otro lado, las situaciones del Código B son aquellas en las que la persona no está en riesgo pero se trata de una violencia grave y, en muchas ocasiones, de carácter crónico. “La mayoría de los llamados tiene que ver con violencia física y psicológica, aunque también son muchos los casos de violencia sexual”, sostuvo Ana.

Línea 148

Una tendencia que advirtieron las operadoras se relaciona con que las víctimas vuelven a comunicarse. “En el reingreso de las situaciones está marcado que la dependencia económica es un factor importante”, aseguró Catalina.

“Es muy común que llamen familiares, vecinos o amigos de las víctimas. Principalmente cuando la víctima no logra visualizarlo o no se anima a pedir ayuda”, indicó, y expresó al respecto: “Para mí son de las peores situaciones. Es desesperante, pensás mil estrategias para llegar a la víctima sin ponerla en riesgo”.

p28-pieza-linea-148.jpg

--> Operadoras: son víctimas terciarias de la violencia

Con el paso del tiempo, las operadoras se fueron dando cuenta de cómo su trabajo en especial les generaba un malestar físico y anímico al estar en contacto directo con las víctimas. Tras investigar, se dieron cuenta de que son “víctimas terciarias porque al escuchar las situaciones es como si las estuviéramos viviendo”, sostuvo Catalina.

“Al principio no lo sentía, pero con el tiempo te va agotando mentalmente. A mí me encanta, pero es realmente desgastante y no tenemos la contención necesaria”, aseguró Ana y agregó: “Me pasaba que me quedaba un rato largo sin poder dormirme porque mi cabeza seguía pensando en eso. Es difícil manejarlo”.

“Después hay un gran malestar cuando ves que vos hacés algo pero eso no alcanza en muchas situaciones”, aseguró.

En consonancia, su compañera contó: “Los primeros meses, un montón de veces llegaba llorando a mi casa. Te pasa que escuchás cosas tan fuertes que no podés creer que una persona sobreviva”.

Por tal motivo, las operadoras pidieron un espacio de contención y, al no tener respuesta favorable desde el Ministerio de Ciudadanía, se lo autogestionaron junto con profesoras de la UNCo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído