La medicina de los mapuches

En España, los ministerios de Ciencia y Sanidad lanzaron una controvertida campaña para advertir a los ciudadanos de ese país respecto de los supuestos riesgos de las denominadas “pseudociencias”.

Según informaron los dos organismos gubernamentales, “se considera pseudociencia a cualquier sustancia, producto, actividad o servicio con pretendida finalidad sanitaria que no tenga evidencia científica que avale su eficacia. Es decir, todas aquellas prácticas que no estén avaladas por el conocimiento científico”.

Te puede interesar...

Además, hizo oficial un listado con 73 “pseudoterapias” entre las que se incluye a la “medicina de los mapuches”. El gobierno español califica a estas prácticas como “rituales o tratamientos que vienen de la sanación indígena, que utiliza la energía, las plantas y el agua”.

España puso en duda, en una polémica decisión, los alcances de las prácticas medicinales ancestrales mapuches.

Si bien podría considerarse que, dentro de las otras 72 prácticas terapéuticas podrían existir disciplinas de dudosa calidad, parece cuanto menos exagerado que se descalifique a una práctica ancestral de la que, evidentemente, poco conocen en Europa. La provincia de Neuquén ha marcado un verdadero hito en el reconocimiento de la interculturalidad de determinadas prácticas medicinales a la que no solamente acuden miembro de las comunidades indígenas, sino también quienes no forman parte de ellas.

Tal reconocimiento fue una validación oficial de parte de las autoridades sanitarias, en este caso de un Estado provincial, que no pusieron en duda los rituales y medicinas naturales, sino que hasta autorizaron la construcción del Centro de Salud Intercultural Rangiñ Kien, en Ruca Choroi

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído