La Muni le quita la cancha a un club barrial del oeste

Quieren construir allí el estacionamiento para el nuevo edificio.

Alejandro Olivera

olivera@lmneuquen.com.ar

Neuquén. El intendente Horacio Quiroga está cerca de lograr algo que no pudieron hacer los fuertes vientos ni las precipitaciones más salvajes. Es que, con la construcción del Municipio en el oeste de la ciudad, planea levantar un estacionamiento para el personal municipal en un potrero que los vecinos de Gran Neuquén Norte utilizan, desde hace más de 20 años, para dar clases de fútbol a niños y niñas de los barrios aledaños.

El año pasado, lo que comenzó como una escuelita barrial se convirtió en el Club Social y Deportivo Estrella del Norte, tras varios años de tramitar la personería jurídica. Sin embargo, piden la tenencia de la tierra desde 2015. “Al principio nos dijeron que no podían darnos nada porque no teníamos personería jurídica, pero cuando la conseguimos directamente nos dijeron que no porque tenían otros proyectos para ese espacio”, contó Diana Bravo, vocal de la institución.

Te puede interesar...

La iniciativa del Ejecutivo municipal amenaza con eliminar el proyecto social que comenzaron en 1997 y que tiene como objetivo contener y educar a los chicos de los sectores más postergados de la ciudad.

La cancha que utilizan para dar las clases se encuentra detrás de la delegación municipal Alto Godoy, donde se construye el nuevo palacio municipal.

“Nunca quisimos construir nada hasta que nos den las tierras. Cualquier cosa que levantáramos la iban a tirar abajo”, dijo Diana Bravo, vocal del club.

Bravo manifestó su preocupación porque, de ser desplazados de ese lugar, no tendrán donde continuar con las actividades, ya que la ciudad creció hacia el oeste y todos los espacios verdes cercanos fueron devorados por la urbanización.

Incluso, en el caso de que la Municipalidad les ceda un terreno en otro barrio, significará un desarraigo para muchos chicos.

“Vienen alrededor de 120 niños fijos, que tienen carnet y juegan la Liga del Oeste, pero a lo largo del año llegamos a los 200 chicos, aproximadamente, porque siempre hay algunos que son más irregulares que otros”, comentó la dirigente.

Los chicos provienen, en su mayoría, de Toma Norte I y II, Alto Godoy, Belén, Gran Neuquén Norte y Sur, San Lorenzo Sur, Melipal, El Progreso, Gregorio Álvarez, Z1, Hibepa y Cuenca XV.

Se trata de chicos que, por los horarios laborales de sus padres, se quedan solos durante gran parte del día y andan por las calles a su antojo.

“Se encuentran en una situación de vulnerabilidad. Es por eso que consideramos que, más que un club, somos una escuela comunitaria, donde trabajamos ad honorem por el bienestar de los chicos”, subrayó Bravo.

Un lugar para todos

Los vecinos cuidaron por dos décadas la cancha de Estrella del Norte. Se ocuparon de que la maleza no creciera y también evitaron varios intentos de toma, por lo que consideran que ese espacio le pertenece a todos los vecinos.

“No sólo lo usamos nosotros con las clases de fútbol a niños y niñas, sino que también hay un grupo de madres que se junta en el playón a bailar zumba, mientras que los abuelos lo utilizan como un punto de encuentro”, agregó la dirigente de Estrella del Norte.

Actualmente, la escuelita tiene seis categorías de fútbol, femenino y masculino, que comienzan a partir de los 5 años. Muchos de los pequeños futbolistas que pasaron por el club terminaron jugando en otros clubes de la liga Lifune, lo que indica que no sólo pudieron mantener la disciplina, sino que además se forjaron grandes talentos en ese potrero.

Crecieron sin ayuda y todo a puro pulmón

El Club Social y Deportivo Estrella del Norte es uno de los pocos que, además de no tener una cancha propia, no cobran cuota de afiliación. “Si bien tuvimos que incorporar una membresía de 30 pesos mensuales para conseguir la personería jurídica, la realidad es que nosotros pedimos una colaboración a los que pueden”, expresó Bravo.

Generalmente, los directivos organizan durante el año rifas y venta de pollos y torta fritas para solventar los gastos de viajes y camisetas. “Es todo con esfuerzo propio. No recibimos ayuda del Municipio ni de la Provincia y siempre nos manejamos de la misma manera”, contó la mujer.

Si bien a veces reciben donaciones de vecinos o de la propia EPET 17, que se encuentra en las inmediaciones de la cancha, lo cierto es que los que siempre colaboran son los jóvenes que alguna vez pasaron por Estrella del Norte, lo que refleja el sentido de pertenencia que genera este club social y deportivo del oeste de la ciudad.

Piden la cesión por 20 años más

El concejal del Frente Neuquino Luis Durán presentó un proyecto de ordenanza para que la Municipalidad otorgue el “permiso de uso y ocupación precaria, por un plazo de 20 años, prorrogable por igual período de tiempo” al Club Social y Deportivo Estrella del Norte para que se pueda utilizar con fines deportivos y artísticos. “Desde el Ejecutivo no nos dieron demasiadas precisiones sobre el destino de la escuelita. De acuerdo con lo que nos dijo el presidente del Concejo Deliberante (Guillermo Monzani), quieren construir un estacionamiento”, contó el edil. Durán mostró su preocupación al manifestar que cree que la Municipalidad ya tiene una decisión tomada, lo que significaría que el proyecto social de los vecinos desaparezca.

LEÉ MÁS

Organizan una venta de pollos para ayudar a la familia de Joaquín

Una médica neuquina murió en un violento accidente sobre la Ruta 22 en Chimpay

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído