La vigilancia low cost llegó a un edificio de la ciudad

Reemplazaron a los custodios con un tótem conectado a internet.

POR ANA LAURA CALDUCCI - calduccia@lmneuquen.com.ar

Como ocurrió con los taxistas, los hoteleros y los repartidores, ahora es el turno de la “uberización” de los vigiladores. Desde hace un mes, funciona en Neuquén el primer tótem de seguridad virtual. Es una terminal irrompible, conectada a internet, que asegura la custodia a distancia de un edificio sin tener que contratar personal para la tarea. El consorcio abona por el servicio y se desentiende del sueldo, las horas extra o la obra social de quienes hacen guardia las 24 horas del día.

Te puede interesar...

El sistema llegó a la ciudad de la mano de la firma Prosegur, que tiene patentado un modelo exclusivo al que bautizó “ojo de halcón”. El primer tótem de este tipo se instaló en un edificio de departamentos de la diagonal 25 de Mayo casi Rivadavia, a principios de mayo.

En el último mes, los vecinos se acostumbraron a saludar en el hall de entrada a una pantalla. La imagen muestra la cara de un empleado de Prosegur que vigila el edificio completo desde una central en Buenos Aires, sin moverse de la silla. Con cámaras y micrófonos ubicados en puntos estratégicos, puede ver y oír lo que sucede en cada rincón, aunque esté en la otra punta del país.

Este mecanismo virtual de vigilancia ya se usa en Buenos Aires y se exportó la idea a varios países de Sudamérica. Es más barato que la custodia de carne y hueso, aunque la contra es que requiere de una conexión a internet fiable las 24 horas del día, sin interrupciones.

En Neuquén hay otros dos interesados en el sistema: los administradores de un edificio próximo a inaugurar en la zona del Alto y una dependencia del gobierno nacional.

Lourdes Rodríguez, ejecutiva comercial de Prosegur en Neuquén, contó que el primer tótem causó una muy buena respuesta. “Hubo un boca en boca importante entre los administradores de consorcios de la ciudad”, explicó. Remarcó que, aunque el vigía no interviene de manera directa en un siniestro, se monta un operativo para llamar a las fuerzas lo más rápido posible.

Indicó que el costo del servicio varía según las prestaciones. “Una vigilancia de 24 horas puede salir 60 mil pesos más IVA con todo incluido”, ejemplificó. Si se elige el sistema tradicional, hay que contratar tres guardias por día, sin considerar los franqueros, cada uno con un sueldo cercano a los 30 mil pesos.

p03-f02-nqn(SCE_ID=330452).jpg

En cada tótem, los vigiladores detrás de la pantalla van rotando, para no perder enfoque al ver siempre las mismas imágenes. No hay faltas por enfermedad ni discusiones. Por ahora, el sistema no reemplaza a los porteros. Ningún tótem se ocupa de la correspondencia o la higiene. Sin embargo, ya se vende un servicio complementario al vigilador virtual que se llama “control de accesos” y permite manejar todas las puertas del edificio sin intermediarios, con tarjetas magnéticas personalizadas similares a la SUBE.

Cómo funciona la vigilancia virtual

  • Se colocan cámaras en los sitios vulnerables del edificio y un tótem en el hall de ingreso. La pantalla con la imagen del vigilador queda visible, con la idea de que haya una persona en alerta por si ocurre algo sospechoso.
  • Ante cualquier infracción a la seguridad, actividad sospechosa o pedido de ayuda de un vecino, el vigilador activa un operativo de seguridad para llamar de inmediato a la fuerza pública que corresponda.
  • Además de avisar a terceros, el vigilador remoto puede disparar alarmas y bloquear puertas. Está preparado para interactuar en línea con los vecinos durante una emergencia.

--> Seguridad privada, en estado de alerta

En el sindicato de seguridad privada de Neuquén tomaron con cautela el desembarco del tótem vigía en esta ciudad.

Indicaron que aún no está claro que provoque una pérdida de fuentes de trabajo, pero aseguraron que irán a la Justicia si notan que se convierte en un mecanismo para desconocer los derechos y convenios laborales.

Héctor Montaña, de la delegación neuquina de UPSRA (Unión del Personal de Seguridad de la República Argentina), explicó a LM Neuquén que esta “uberización” de la vigilancia los agarró “en un momento de crisis para los gremios del sector, porque el nuestro está intervenido a nivel nacional desde hace tres años y es uno de los pocos que tiene personería”.

Señaló que estaban al tanto de los custodios virtuales en Buenos Aires. “Sabemos que es una forma de aprovechar la tecnología, pero hasta ahora no tenemos datos de que las personas que estén ahí tengan condiciones distintas o que sea un mecanismo para reducir la cantidad de empleos”, indicó.

“Me parece que depende de cómo se utilice esto. Si nosotros vemos que impacta de manera negativa en el cumplimiento del convenio y en los derechos de nuestros compañeros, vamos a ser los primeros en presentar las denuncias en la Justicia, pero hay que ver qué hace la parte empresarial”, sostuvo.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído