Lagartos, nutrias y yararás en las costas de Quilmes

La ribera fue cerrada por la brutal invasión de ofidios ponzoñosos.

Buenos Aires.- Las costas del municipio bonaerense de Quilmes continuaron cerradas ayer al público -y lo estarán al menos por tres días más- debido a la presencia de serpientes, reptiles, nutrias y numerosos insectos que llegaron en camalotes arrastrados por la fuerte crecida de los ríos del Litoral.
El intenso viento del este complicó los trabajos de limpieza de la costa y el mayor oleaje pobló de vegetación las orillas en los momentos de creciente del río, por lo que hubo que aguardar los ciclos de bajante para proceder a la extracción de camalotes y ramas.

"Hay nutrias y yararás y especies de ofidios que son venenosas", advirtió Matías Leyes, delegado de la Ribera de Quilmes.

Según Leyes, las playas de Quilmes se cerraron por prevención. "Realizamos el fin de semana la limpieza de la ribera y por eso avistamos las serpientes sobre los camalotes", explicó.
Los animales y las alimañas ya habían obligado a clausurar durante el fin de semana diversas playas del río Paraná, entre ellas algunas a la altura de Rosario, mientras que en Concordia apareció un yacaré.

Culebras, alacranes, nutrias y una amplia variedad de insectos típicos de la zona mesopotámica llegaron al Río de la Plata sobre la vegetación, arrastrada por la correntada tras las inundaciones en las costas del Litoral.

El agua prácticamente tapó las playas, zonas de picnics e incluso las terrazas de algunos de los bares de la zona costera.

La Municipalidad de Quilmes dispuso el sábado último un día de intenso calor y muy alta temperatura, y el cierre de los accesos a la zona de la ribera del Río de la Plata por la aparición de serpientes venenosas en toda la zona.

Las autoridades indicaron que la aparición de peligrosos ofidios se produjo al mismo tiempo que comenzaron a abundar los camalotes en la zona.

A partir de la medida preventiva, la costa fue cerrada desde avenida España hasta avenida Otamendi, y entre la calle Yoldi y la playa. En Bernal, el bloqueo a la costa comenzó en avenida Espora y la rotonda de acceso a la autopista Buenos Aires-La Plata.

Las autoridades recomendaron que, en caso de ver ese tipo de animales, hay que avisar a los guardavidas o bomberos y abstenerse de cazarlos o matarlos.

En caso de mordedura, se pidió no intentar ninguna maniobra ni curación, sino llamar de inmediato al servicio de emergencia o llevar al paciente al Hospital de Quilmes.

La situación de alerta y de cierre del acceso a la zona balnearia culminará a mediados de la semana próxima, cuando el municipio tenga controlada la fauna, pero depende mucho del viento y de aislar a los animales ponzoñosos.

"Los animales ya están en tierra"

"Estamos creando material gráfico que alerte a cualquiera que vaya a la costa, poniendo carteles y distribuyendo volantes entre los vecinos", dijo Elizabet Barbis, secretaria de Salud local. "Los animales han buscado resguardo sobre los camalotes, pero ya lograron llegar a la tierra", informó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído