Las algas marinas invadieron la playa de Las Grutas

Cubrieron unos 500 metros de la costa, entre la Sexta y la Séptima Bajada. Piden que las retiren.

Las Grutas
Las marejadas que se produjeron en los últimos días junto con el temporal de lluvia y viento desprendieron una gran cantidad de algas que el oleaje luego expulsó sobre un amplio tramo de la playa de Las Grutas, entre la Sexta y la Séptima Bajada.

El fenómeno natural provocó que quedaran tapizados cerca de 500 metros de arena con una sustancia viscosa de color bordó, en algunos tramos de hasta poco más de 50 centímetros de espesor, que con el correr de los días se fue descomponiendo.

Además del olor nauseabundo que se percibía a gran distancia, también comenzaron a proliferar moscas y mosquitos.

La presencia de ese colchón de plantas marinas y sus consecuencias en el ambiente impiden que los veraneantes se instalen en el lugar, elegido por muchos por estar alejado de los sectores más concurridos y bulliciosos.

Los que sufren también la invasión acuática son los responsables de los comercios que funcionan en la zona, como los paradores y juegos playeros, pues la gente ni se aproxima con sólo percibir el fuerte olor.

Una de las más afectadas es Eloísa "Chichita" Salas, propietaria del parador de la Séptima Bajada. "Encima que la temporada es mala, nos pasa esto", se lamentó ayer mientras miraba con decepción el paisaje desolado que perdura frente a su local, donde sólo tres mesas estaban ocupadas por comensales.

La comerciante sostuvo que siempre para esta época se produce la aparición de algas en la costa luego de sudestadas fuertes, como ocurrió en las últimas semanas.

Recordó que en otros años ella misma contrató una máquina vial para que las recogiera, y que incluso en otras oportunidades la tarea la cumplió el municipio de San Antonio.

Explicó que "en cuatro horas una máquina junta todas las algas, las carga en un camión y se las lleva".
Salas presentó ayer un reclamo ante la delegación comunal, a la espera de una pronta respuesta por parte de las autoridades antes de que termine la temporada.

"Es una picardía que esto esté así porque decimos que la playa de Las Grutas ha quedado reducida por la gran cantidad de visitantes que llegan. Tener todo este tramo sin poder utilizar es difícil de entender", explicó.

Nada hace suponer que sin la intervención humana se retiren las algas. Aún al cierre de esta edición permanecía flotando entre el oleaje una gran cantidad, que es trasladada en pleamar hasta la costa, modificando severamente el paisaje del balneario rionegrino.

En los otros sectores de la playa es menos notoria la presencia de los vegetales marinos. Supuestamente una corriente los arrastra hasta la Séptima Bajada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído