Las historias del camino a la gloria

Hoy se cumplen 30 años de un partido inmortal. Andrés Burgo contó en prosa futbolera los detalles de aquel encuentro histórico.

Pablo Montanaro
montanarop@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- Siguiendo la premisa del escritor español Javier Cercas, hacer foco en un episodio, el periodista Andrés Burgo se propuso reconstruir el antes, el durante y el después de aquel partido jugado hace exactamente 30 años en el estadio Azteca de México, donde la Selección argentina venció 2 a 1 a Inglaterra con dos goles épicos de Maradona, uno convertido con la mano y el otro, una verdadera obra de arte que hoy volverá a emocionarnos. En su libro El partido. Argentina-Inglaterra 1986, publicado por Tusquets, Burgo reconstruye esa memorable disputa por los cuartos de final del Mundial 1986 que "lo tuvo todo y todo lo que tuvo favoreció a la Argentina", como afirmó el autor a LM Neuquén.

Luego de tres años de intenso trabajo, el periodista -que tenía 11 años cuando se disputó el Mundial- nos ofrece esta excelente crónica futbolera de 294 páginas armada a partir de entrevistas con jugadores argentinos e ingleses, árbitros, entrenadores, auxiliares del cuerpo técnico, periodistas e hinchas, y un rastreo minucioso de diversos archivos. "Ese partido es un aleph del fútbol que tuvo de todo. El macho alfa de los goles y el más ilegítimo, la deificación de un futbolista en un puñado de minutos, el trasfondo de las llagas de una guerra todavía abiertas", describe.

A pesar de que Maradona no está entre los entrevistados, la mira del periodista estuvo puesta en los relatos de aquellos que ayudaron al protagonista del "barrilete cósmico" a llegar a la máxima consagración contra Alemania. También de los jugadores ingleses, como Steve Hodge, que intercambió su camiseta con el capitán argentino, quien confesó: "Quería ver a Maradona desde que formamos en el túnel". "Me interesaban sus testimonios porque siempre se los presentó como los derrotados, los maldecidos y ellos estaban orgullosos de haber jugado ese partido", comenta el periodista que trabaja en TyC Sports y en Vorterix.

4 minutos separaron el gol de la mano de Dios del barrilete cósmico.

Con una prosa ágil, Burgo expande fantásticas pequeñas historias dentro de la gran historia de ese partido que lo considera un "paraíso del fútbol argentino".

El libro ofrece las obsesiones y cábalas del técnico y de los propios futbolistas: Maradona recién bañado visitando a Jorge Valdano, que leía libros de Marguerite Yourcenar; los cassettes de Sergio Denis y Valeria Lynch; el cierre de Rocky en el micro que los llevaba a los estadios y el caramelo enterrado en el centro de la cancha por Giusti para combatir el smog y la altura de la capital mexicana.

Un capítulo imperdible es la forma insólita en que se consiguieron las camisetas azules para disputar el partido y la historia del árbitro tunecino Alí Bennaceur, que desde que no vio la mano de Dios cobra dinero para hacer entrevistas.

Burgo reconstruyó aquel día, instante supremo, previo al mito de que Maradona "bajó de las montañas e hizo caer un relámpago de eternidad sobre el Azteca".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído