Le dieron 11 años de prisión por asesinar al amigo

Ambos estaban metidos en las drogas. La víctima fue a cobrar un trabajo de pintura y terminó con un tiro en la cabeza.

NEUQUÉN
Un hombre fue a cobrarle una deuda a un amigo por un trabajo de pintura y terminó muerto, con un tiro en la cabeza. La víctima, Cristian Said, fue asesinada por Pedro Garrido -su dealer-, el cual argumentó que lo asesinó accidentalmente. La Justicia lo declaró culpable del homicidio y le dictó una pena de casi 11 años de prisión.

En una audiencia realizada ayer, un Tribunal condenó a 10 años y ocho meses de cárcel a Garrido, acusado de matar a Said bajo la carátula de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en carácter de autor. La defensa adelantó que impugnará el fallo.

El hecho ocurrió en una vivienda del bajo ubicada en Winter y Libertad. La víctima fue a la casa de Garrido a cobrarle una deuda por un trabajo de pintura que había realizado para él.

En ese momento, los hombres se encontraban en una habitación de la casa del acusado, que es dealer, donde se hallaba el arma calibre 22 apoyada sobre un ropero.

Al respecto, la defensa sostuvo que el episodio sucedió por un accidente, cuando la víctima tomó el arma y Garrido se la sacó y la apoyó de nuevo en el ropero y se disparó en forma accidental.

Mientras que la fiscalía especificó que a partir de las pericias balísticas realizadas en la escena del crimen, esa teoría fue descartada dado que el ángulo de tiro no coincide con la versión de Garrido.

Entre las pruebas que aportó el fiscal de la causa están las declaraciones de los amigos de Said y el allanamiento que se realizó en la casa del acusado, en el que se secuestró marihuana y cocaína.

La Justicia le otorgó la pena mínima para este tipo de delitos, dado que Garrido no posee antecedentes y tiene hijos chicos, aunque la Justicia Federal lo investiga por comercialización de drogas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído