El clima en Neuquén

icon
32° Temp
12% Hum
LMNeuquen Novela

Lectoras neuquinas atraídas por la novela de una exitosa escritora trans

Una politóloga y una docente explicaron por qué hay que leer "Las malas" de Camila Sosa Villada, quien obtuvo recientemente el Premio Sor Juana Inés de la Cruz en México.

“Hay historias que nos toman de la solapa y no nos sueltan. Hay escrituras que tienen la potencia de un tsunami y nos habitan largo tiempo”, explica Marisa Godoy, escritora y docente de San Martín de los Andes, al referirse a “Las malas” de la escritora Camila Sosa Villada, una novela autobiográfica sobre su vida cuando ejerció la prostitución con un grupo de travestis, apodadas de este modo, en el Parque Sarmiento de Córdoba. Por esta novela, publicada por la editorial Tusquets, la escritora nacida en La Falda, Córdoba, en 1982, recibió hace unos días el importante Premio Sor Juana Inés de la Cruz que otorga anualmente la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en México.

Godoy es una de las tantas lectoras neuquinas que descubrió la literatura de esta cordobesa que en esta historia reivindica la furia y la alegría de ser travesti. Godoy recordó a LM Neuquén la forma en que accedió a su lectura. Recordó que fue una tarde cuando entró a una librería de Córdoba y le dijo al vendedor que quería leer a escritores o escritoras cordobesas. Ese vendedor fue el que le puso en sus manos “La novia de Sandro”, una colección de poemas de Sosa Villada. “Sus poemas me atravesaron de lado a lado. Arrolladores, descarnados; huecos profundos donde la esperanza, por momentos, se hace añicos y sin embargo, continuamos leyendo hasta masticar y tragar nuestro amor de niños y cachorros”.

Te puede interesar...

En su libro Camila Sosa Villada narra el desengaño de un grupo de travestis que se prostituyen en un parque de Córdoba pero también las redes de cuidado y de amistad que tejen entre ellas.

Se puede decir que "Las malas" se trata de una novela iniciática con una fuerte impronta autobiográfica. “La protagonista encuentra refugio en esa grupa de travestis que le ofrece un sitio donde vivir, unos brazos donde cobijar la tristeza y una mesa donde saciar el hambre”, describió Godoy.

Otra de las neuquinas que se sintió movilizada cuando leyó “Las malas” es Valeria Amstein, politóloga y especialista en los estudios de géneros y feminismos. Junto con otras mujeres habían formado el Club de Lectura “Leyendo con ojos feministas”, en el que, antes de la pandemia, se reunían una vez al mes para compartir obras y autoras que se vinculen con la perspectiva feminista. “El libro de Camila nos gustó mucho a todas” y festejó que la escritora cordobesa haya ganado el premio Sor Juana Inés de la Cruz porque “lo merece como obra literaria y porque es un reconocimiento para un colectivo que ha sido muy marginado”. El jurado que otorgó el prestigio premio argumentó que la obra de la escritora y actriz se destaca por su destreza narrativa, la originalidad del ambiente y la fuerza de los personajes que relata.

valeria amstein.jpg
Valeria Amstein destacó que el premio recibido por Sosa Villada es

Valeria Amstein destacó que el premio recibido por Sosa Villada es "un reconocimiento para un colectivo que ha sido muy marginado”.

Amstein señaló que el libro es “hermoso” y “duro” porque narra la crueldad que atraviesa la vida de las travestis que se encuentran en el Parque Sarmiento de la capital cordobesa “con una prosa muy poética y hace que belleza y crueldad se mezclen todo el tiempo”.

Confesó que lo leyó “como un libro sobre el amor y la búsqueda del amor, sobre la construcción de la identidad y de la comunidad, la comunidad como forma de vivir y sobrevivir a lo que el mundo les da a la travestis: violencia, maltrato, discriminación. Lo colectivo como opción de vida porque nadie se salva solo y sola”. Por otra parte, destacó que el libro recorre temas muy cercanos al feminismo “como la maternidad, la prostitución y el cuestionamiento a la heteronormatividad”.

Valeria Amstein comentó que lo leyó como "un libro sobre el amor y la búsqueda del amor, sobre la construcción de la identidad y de la comunidad, la comunidad como forma de vivir y sobrevivir a lo que el mundo les da a la travestis: violencia, maltrato, discriminación".

Para Godoy leer “Las Malas” es adentrarse en la oscuridad del Parque Sarmiento además de ir “hacia una historia donde se conjugan la furia y la fiesta travesti. Es saber que los dolores más profundos y las soledades más asfixiantes pueden menguar si hay una Tía Encarna que, con manos gigantes, escarba entre los matorrales hasta encontrar el llanto de la ternura y el amor”.

Pero también sostuvo que la historia que cuenta Sosa Villada es de denuncia al dar cuenta “de la brutalidad a la que es sometida la comunidad travesti en nuestra sociedad; es una apuesta de vida y de escritura por ir hacia un destino diferente al de una zanja”.

Godoy, quien trabaja en el Instituto Superior de Formación Docente N°3 de San Martín de los Andes, aseguró que la novela debe tener presencia en las aulas de las escuelas secundarias. “Es una novela que debe ser leída y convidada. Una historia escrita con la vitalidad y la potencia de una autora que ha atravesado el sufrimiento y lo ha transformado en una escritura profundamente luminosa y necesaria”.

Marisa Godoy señaló que el libro da cuenta de "la brutalidad a la que es sometida la comunidad travesti en nuestra sociedad; es una apuesta de vida y de escritura por ir hacia un destino diferente al de una zanja”.

Confesó que leyó el libro durante la pandemia y que hizo extender la lecturas por varias noches porque no quería terminarla. Mientras leía, se cruzaban imágenes de la película Mía, protagonizada por la autora e imágenes del Parque Sarmiento y de la Cañada en Córdoba, sitios familiares para mí y podía ver los brillos y la exuberancia de esas almas que más de una vez me interceptaron pidiéndome fuego o un cigarrillo”.

camila sosa villada.jpg

"Las malas" de Camila Sosa Villada ha sido considerada una de las cinco mejores novelas de 2019.

“Un día van a venir a golpear esa puerta para avisarme que te encontraron muerta, tirada en una zanja”, le dijo su padre cuando Camila Sosa Villada dejó su La Falda natal para ingresar en el mundo de la prostitución en la capital cordobesa. Hacía años que había dejado de ser Cristian Omar para convertirse en Camila, quien comenzó a ganarse la vida ejerciendo la prostitución en el Parque Sarmiento mientras estudiaba Comunicación Social en la Universidad Nacional de Córdoba -que luego dejó para hacer cuatro años de la Licenciatura de Teatro-, y soñaba en convertirse en una actriz de éxito y en una escritora cuyos libros figuren en el top ten de los más vendidos. El sueño se cumplió, su novela ha sido considerada entre las cinco mejores obras de 2019 y ha sido traducida al alemán, al francés, al italiano y al croata.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.6875% Me interesa
60.9375% Me gusta
3.125% Me da igual
12.5% Me aburre
18.75% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario