Leve condena por atropellar y matar a su novio rugbier

Tres años y nueve meses fue la condena que recibió Julieta Silva, quien cumple la sentencia en su domicilio. La familia de la víctima pedía cadena perpetua.

Mendoza. Julieta Silva (30) fue condenada a tres años y nueve meses de prisión por atropellar y matar al rugbier Genaro Fortunato (25) a la salida de un boliche en San Rafael, en septiembre del año pasado. Se determinó que continúe detenida, como hasta ahora, con prisión domiciliaria. La fiscalía adelantó que apelará la sentencia en Casación. Si ésta se confirma, la condenada podría pedir la libertad condicional al cumplir los dos tercios de la pena, es decir, dentro de 18 meses, en mayo de 2020.

La familia Fortunato esperaba la máxima condena, prisión perpetua, por homicidio agravado por el vínculo. Sin embargo, el tribunal de la 1ª Cámara en lo Criminal de la 2ª Circunscripción Judicial de Mendoza, conformado por los jueces Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle, la declaró culpable por homicidio culposo agravado. Además, la inhabilitaron para conducir vehículos por 8 años.

Julieta Silva lloró al escuchar la sentencia en la sala de audiencia del palacio judicial de San Rafael, en el sur de Mendoza.

“¿Por qué, Julieta? Genaro te quería, tenía proyectos con vos. Vos sabés de lo que hablo, él tenía ganas de vivir”. Graciela Linares. La madre de Fortunato le habló a Silva en el juicio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído