LMNeuquen Violencia de género

Llegó borracho a la casa e intentó degollar a su ex

La mujer huyó de la vivienda, pero por temor no ha denunciado.

Una mujer del oeste capitalino sufrió un calvario lamentablemente habitual en su hogar, pero esta vez casi no vive para contarlo. Su ex pareja le cortó el cuello y casi la mata, y ella debió arreglárselas como pudo para recibir atención médica. Presa del miedo, dejó la vivienda y se mudó con una amiga, pero no ha podido efectivizar la denuncia.

El angustiante episodio que vivió la mujer sucedió el miércoles a la noche, cuando su ex pareja llegó a la casa que compartían. Es que, aunque la relación ya había terminado por episodios previos de maltrato y golpizas, la víctima estaba sola con su hija, desempleada a raíz de la pandemia, y no tuvo más remedio que convivir con el violento.

Te puede interesar...

Según confió a LM Neuquén, esa noche, al igual que otras, el agresor llegó borracho a la casa. "No podía ni mantenerse parado. Le pregunté si había traído algo para que comiera la nena al menos. Me empezó a tratar mal, porque decía que no encontraba un pantalón, que la casa estaba sucia. Y ahí me dijo que iba a darme un martillazo en la cabeza", relató la joven.

“Me quedé sin trabajo y no tenía otro lugar donde quedarme con mi hija. Ahora no puedo ni salir a caminar. Me da miedo hasta cruzar la calle, entro en pánico”.Víctima. En una situación de extrema vulnerabilidad, necesita asistencia.

Aprovechando la distracción del hombre, que buscaba algo con que golpearla, la víctima salió de la vivienda para ir hasta lo de su suegro a pedirle ayuda, pero el hombre la alcanzó.

"Me agarró en el patio y me cortó el cuello. No sé ni siquiera con qué porque no lo vi", admitió la mujer. De hecho, la adrenalina de la situación fue tal, que ni siquiera se percató de que estaba lastimada hasta que su hija le señaló que sangraba. La pequeña de 4 años presenció todo.

"Los vecinos que estaban ahí se quedaron mirando y después entraron a sus casas. Nadie me ayudó, tuve que llamar al hospital y ellos a la Policía, y llegaron a los 20 minutos a asistirme", contó la joven. En ese lapso, podría haber empeorado todo.

En el hospital la revisaron y le suturaron la herida, que requirió varios puntos, aunque afortunadamente no revestía gravedad. "Me dijeron que por poco no me cortó una vena", indicó.

p12-f01b-poli(SCE_ID=455841).jpg

Luego de recibir el alta, la mujer se fue con su hija a la casa de una amiga, la única alternativa que encontró por ahora. De hecho, por miedo a cruzarse con su agresor, aún no pudo radicar la denuncia para que establezcan medidas de protección y ella pueda retornar a su hogar. Por ello, está en comunicación con el 148 para intentar concretar la exposición por vía telefónica.

Esta será la cuarta denuncia que radica contra el hombre, con quien estuvo siete años en pareja. "Lo denuncié otras veces por golpes. Él cambió después del nacimiento de mi hija. Pero nunca fue tan grave como esta última vez", comentó. Ahora, necesita de asistencia urgente para alejarse de él.

La joven debió esperar 20 minutos hasta que un móvil la rescató a ella y a su hija. En el hospital, los médicos constataron el corte en el cuello, que no resultó fatal de milagro, y otras heridas menores.

8 puntos de sutura le dieron en el cuello a la víctima

La joven debió esperar 20 minutos hasta que un móvil la rescató a ella y a su hija. En el hospital, los médicos constataron el corte en el cuello, que no resultó fatal de milagro, y otras heridas menores.

148.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.3255813953488% Me interesa
2.3255813953488% Me gusta
2.3255813953488% Me da igual
2.3255813953488% Me aburre
90.697674418605% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario