Los All Blacks otra vez copan la cima del rugby mundial

Le ganaron a Australia por 34 a 17 y repitieron la consagración del 2011.

Londres.- Nueva Zelanda ratificó su favoritismo y se quedó con la Copa del Mundo de rugby, un torneo que tuvo a los All Blacks como el equipo a vencer y al que finalmente nadie puedo derrotar, ni la exigente Australia, en el primer choque en un Mundial de los históricos reyes de este deporte. El resultado final, que casi nunca estuvo en duda en el mítico estadio de Twickenham, fue 34 a 17.

Nueva Zelanda es el primer seleccionado en conseguir el tricampeonato y el único que logró revalidar la corona: fue campeón en 2011 y ganó su primer título en el 1997, ambos de local.

En un duelo con muchas infracciones, los All Blacks mostraron más vocación ofensiva en los primeros 40 minutos. Los Wallabies respondieron con un juego de presión y tackles. Así, Nueva Zelanda aprovechó la puntería de Dan Carter, quien acertó en sus tres intentos a los palos para tomar ventaja de 9-3 (Bernard Foley había igualado con un penal). En el fragor de la lucha, Australia perdió a dos hombres por lesiones (Kane Duglas y Sean Mumm), y a poco del cierre los campeones encontraron el hueco sobre la banda derecha para ampliar la ventaja con apoyo de Nehe Milner-Skudder y conversión del infalible Carter que cerró la etapa 16-3.

Los All Blacks volvieron a golpear en el inicio del complemento. Iban apenas 2 minutos cuando Sonny Bill Williams encontró bien ubicado a Ma'a Nonu y el centro se filtró por el corazón de la defensa, dejó un par de marcas en el camino y logró el segundo try, esta vez sin conversión de Carter.

Un alivio para Australia, que además buscó aprovechar la ventaja numérica por amonestación de Ben Smith (por un tackle alto) para empujar y descontar. A los 12 minutos, David Pocock pudo apoyar y con la patada de Folley los Wallabies recuperaron chances (21-10). Ni hablar cuando, diez minutos después, Tevita Kuridrani también vulneró el ingoal rival y el efectivo envío a los palos de Folley redujo la distancia a cuatro puntos (21-17). Pero los campeones demostraron que no se intimidan cuando están bajo presión y volvieron a escapar con un Carter genial, primero para jugárselas y acertar con un drop y luego con un penal desde larga distancia. Sobre el cierre, el try de Beauden Barrett (convertido por Carter) selló el definitivo 34-17 que consolidó a los All Blacks como el mejor equipo de la década.

Nico Sánchez se consagró como el goleador del torneo

Hasta la última jornada del Mundial hubo protagonismo de Argentina en un campeonato histórico, porque el cierre confirmó a Nicolás Sánchez como goleador del certamen para poner su nombre en la historia grande de las Copas del Mundo. El apertura de Los Pumas consiguió un hito que sólo había logrado Gonzalo Quesada hace 16 años. Superó por apenas dos puntos al sudafricano Handre Pollard. Quedó con 97 puntos, por encima de Pollard, de Bernard Foley (82), de los Wallabies, y del All Black Dan Carter (82), que se despidió ayer de su selección.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído