El clima en Neuquén

icon
17° Temp
30% Hum
LMNeuquen coronavirus

Los dueños se ocupan más de sus mascotas

En estos meses aumentaron las visitas al veterinario hasta en un 50% si se contabilizan dudas telefónicas y consultas en el lugar.

Tras haber pasado seis meses puertas adentro de los hogares, con otro tiempo a disposición –mayor, lento e incierto- las personas no sólo se dedicaron a pintar las paredes, a saldar algún arreglo de albañilería, a inventar nuevos juegos para entretener a los más chicos o a fundar sus propias huertas orgánicas.

También se dedicaron a observar más a sus mascotas –en general perros y gatos- que siempre habían estado ahí: los incondicionales de la familia. “Que esa pelotita detrás de la oreja no la tenía”, “que está durmiendo más”, “que se le cae mucho el pelo”, “que estornuda dos veces al día” y el top ten de las razones por las que se lleva a un perro a la veterinaria: “está rengo de una patita”.

Te puede interesar...

Por eso, el veterinario Sergio Gómez, da su testimonio de lo que ocurrió en su veterinaria “La Granja Vip” de Cipolletti durante estos 180 días: “Es verdad que han aumentado el número de consultas en los consultorios veterinarios y es debido a que la gente está más en contacto con su mascota porque al estar mucho más tiempo en casa haciendo home office los padres, y los chicos estudiando, los observan más y les encuentran algo”, explica Sergio. “Algún que otro hongo, el pelo más opaco, mal aliento, lo ven que está triste, que las uñas están muy largas”, da algunos ejemplos.

ON - Veterinaria Del Sur (2).jpg

Pero, entonces, ¿hay más dueños atentos o más mascotas enfermas?

“Yo creo que algunas son patologías de consulta con el veterinario (como puede ser la falta de pelo en alguna parte del cuerpo) y la gran mayoría, como el hecho de que el perro duerma mucho, constituyen más una observación pormenorizada y una atención más rigurosa del animal por parte del dueño. Lo veo más asociado a las mismas ansiedades que atravesamos las personas con esta situación de pandemia y a que muchas veces la consulta es una excusa (inconsciente) para salir y dar una vuelta con las mascotas”, analiza el veterinario de Cipolletti, quien asegura que “la rentabilidad del rubro no aumentó”, ya que muchas de esas dudas no las cobran, y además bajaron otros servicios como el de peluquería y baño para perros.

El uso exhaustivo de la lavandina y desinfección de pisos con productos fuertes puede conducir a lesiones en los pulpejos de la patas, irritaciones en las mucosas por inhalación de los vapores desprendidos, tos, estornudos y lagrimeos por lo mismo. “Esas sí eran patologías comunes que tratamos en pandemia, animalitos con este tipo de lesiones por el abusivo uso de estas sustancias, o por higienizar los pisos en presencia del animal o porque directamente después de su paseo les limpiaban las patitas con productos fuertísimos”, relata Sergio y agrega, “por favor, con lo único que pueden lavar los pulpejos de un perro o gato es con agua y jabón blanco”.

CPOLLETTI VETERINARIA LA GRANJA SERGIO GOMEZ (4).JPG
Sergio es veterinario en La Granja Vip de Cipolletti.

Sergio es veterinario en La Granja Vip de Cipolletti.

Menos accidentes, más estrés

Así como Sergio nota más pacientes en su consultorio, esto también ocurre en Neuquén, donde los veterinarios Gustavo y Augusto Bossi tienen fila en la vereda de “Veterinaria del Sur”, dedicada a la realización de ecografías, emergentología y castraciones, entre sus especialidades más destacadas. Los cirujanos, con una tradición de 14 años en la esquina de Bouquet Roldán y 12 de septiembre, entienden que si bien las preocupaciones de propietarios de mascotas se incrementaron, por suerte “ha bajado el número de perros atropellados y de peleas nocturnas entre canes”, y que sus “pacientes vienen por problemas de piel, cesáreas y algún comportamiento anómalo”.

“Todo lo que es venta de juguetes ha aumentado debido a que ven a su fiel amigo aburrido y pretenden estimularlo con algún juguete o hueso para que se entretenga”, expresa Augusto, no así la compra de alimento balanceado, cuya venta ha disminuido, o por lo menos ha caído el consumo “en las veterinarias que no son fuertes en ‘pet shop’”.

“También, por la crisis, los dueños han optado por alimentos balanceados más económicos y eso se tradujo en una merma en las rentas”, analiza Bossi.

En lo que respecta al mal de época que afecta a humanos y animales por igual en pandemia, el estrés y la ansiedad se colocan como dos de los principales motivos de las consultas. “El gato o el perro se considera que están estresados cuando rompen cosas, hacen pozos, ladran o aúllan todo el día, cuando empiezan a perder pelo, intentan morderse la cola; es decir, cuando tienen un comportamiento errático, distinto del habitual”, argumenta el veterinario de Neuquén. Uno de los aspectos a tener en cuenta es que las mascotas perciben el estado de ánimo de sus familias, por lo que si una persona está cabizbaja, durmiendo mucho o simplemente baja de ánimo, los amigos peludos pueden responder de la misma manera y generar preocupación.

“Muchas veces notamos que nuestras mascotas se desesperan cuando ven que su dueño agarra la correa o se pone las zapatillas para salir a pasear, ellas están pendientes de nuestros actos y nuestro estado de ánimo, por eso debemos lograr que el coronavirus no afecte sus rutinas de paseo, juego y alimentación. De otra manera, responden con estrés o llamando la atención, o con otras patologías”, analiza Sergio.

ON - Veterinaria Del Sur (11).jpg
Augusto trabaja en Veterinaria del Sur en Neuquén

Augusto trabaja en Veterinaria del Sur en Neuquén

Coronavirus en perros y gatos

Cuando aparecieron las primeras noticias del poblado chino de Wuhan, en donde algunos propietarios de perros y gatos los descartaban arrojándolos de los edificios o abandonándolos por temor a que contagien el coronavirus, estalló la preocupación entre los amantes de los animales. Ellas, nuestras mascotas, ¿verdaderamente padecían el virus asociado al COVID? Por suerte este mito que trajo desenlaces tan crueles se rebatió rápidamente y los especialistas convinieron en decir que “es cierto que perros y gatos experimentan un tipo de coronavirus, pero de ninguna manera se relaciona con el virus que afecta a los seres humanos y por lo tanto no pueden contagiarnos a través de sus secreciones”. “De hecho, existe una vacuna para estos animales que se coloca entre los primeros meses de vida del animal y está incluida en la quíntuple. Por lo que, una mascota que tiene su libreta al día debería tenerla puesta y no sufrir la enfermedad”, argumenta Augusto.

El coronavirus en los felinos suele presentarse con una sintomatología correspondiente a diarrea y vómitos, pero puede agravarse en lo que se llama una peritonitis infecciosa felina. En los canes, afecta a los más cachorros y se manifiesta con patologías gastrointestinales; sin embargo, no suelen ser riesgosas para la vida del animal. “No existe evidencia científica de que un perro o un gato contagie el COVID o sean vectores hacia los humanos por medio de sus estornudos o saliva”, reafirman los veterinarios consultados, “por eso los consejos son los de siempre: tiempo para dedicarles, sacarlos a pasear con correa y bolsa para levantar las heces, la castración sobre todo en hembras, y mucho afecto”. Ahora bien, sí es recomendable, higienizar sus patitas con agua y jabón después de los paseos porque pueden traer cualquier bicho de la calle, incluido el COVID.

ON - Veterinaria Del Sur (5).jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

23.684210526316% Me interesa
63.157894736842% Me gusta
0% Me da igual
13.157894736842% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario