Los Eagles of Death Metal reaparecieron en París a un mes de los ataques

"¡Gracias París, te amamos!": menos de un mes después del sangriento atentado durante su concierto en el Bataclán, el grupo Eagles of Death Metal, subieron al escenario la noche del lunes en París para hacer una aparición, tan breve como simbólica, al final de la actuación de U2.

Los rockeros estadounidenses se unieron a los irlandeses de U2 en el colofón del espectáculo, en medio de una ovación del público, para entonar con ellos "People Have The Power" (El pueblo tiene el poder), el éxito de Patti Smith.

Luego, U2 los dejó solos para que los californianos, que han alcanzado una fama planetaria después de los ataques yihadistas que dejaron 130 muertos y más de 350 heridos el 13 de noviembre en París, para que tocaran un tema propio.

"¡Gracias París, que amamos! Y gracias a U2 por brindarnos esta oportunidad", dijo el cantante Jesse Hughes, vestido con un traje blanco, al público del AccorHotels Arena de Bercy, que tiene una capacidad para 20.000 espectadores.

Le 13 de noviembre, EODM actuaba en Bataclán ante cerca de 1.500 personas cuando un comando yihadista irrumpió en la sala y mató a tiros a 90 personas, incluyendo el responsable comercial del grupo, Nick Alexander, y a tres miembros de su discográfica.

EODM anuló su gira europea después del ataque.

"Es genial que hayan vuelto tan pronto. Es un verdadero desaire para los terroristas", comentó Marie-Jeanne Miens, quien se desplazó desde el norte de Francia para asistir al concierto.

Durante cerca de dos horas, los componentes de U2, que también se encontraban en París en el momento de los atentados desgranaron sus éxitos en un concierto marcado por los símbolos, puntuado con videos de ciudades marcadas por las guerras, de la irlandesa Londonderry a la siria Kobane...

Bono, el líder de U2, se dirigió varias en francés al público. "Todos somos parisinos esta noche", declaró, y retomó varias veces la divisa de la República francesa: "libertad, igualdad, fraternidad". "Si creéis en la libertad, París es vuestra casa".

Los nombres de las víctimas de los atentados fueron proyectados en una pantalla gigante con los colores azul, blanco y rojo cuando Bono cantó "Ne me quitte pas" de Jacques Brel.

Según su discográfica, EODM, que muy a su pesar se han convertido en un símbolo de libertad después del atentado, reanudará su gira europea el próximo mes de febrero.

"Quiero ser el primer grupo que actúe en Bataclán cuando vuelva a abrir", aseguró recientemente Jesse Hughes en la web Vice.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído