Los estímulos eléctricos, un tratamiento esperanzador

Con esta técnica, tres parapléjicos recuperaron la capacidad de caminar.

Tres hombres que sufrieron lesiones medulares hace cinco y ocho años recuperaron la capacidad de caminar gracias a un tratamiento de estimulación eléctrica de la médula espinal complementado con un programa intenso de rehabilitación, según informó el equipo del hospital Universitario de Lausana, Suiza, encargada de tratarlos.

La noticia llega un mes después de que dos equipos de Estados Unidos reportaran resultados similares en otras tres personas, también combinando estimulación eléctrica de la médula y rehabilitación.

Te puede interesar...

“Por primera vez tenemos una estrategia de tratamiento de lesionados medulares que se puede estandarizar y aplicar en otros centros, lo que abre la vía a tratar a un número amplio de personas”, valoró Joan Vidal, director docente del Institute Guttmann, con sede en Badalona, España. El avance supone un cambio respecto a terapias exploradas anteriormente basadas en casos individuales que en algunos casos consiguieron mejoras pero que no tienen posibilidad de aplicarse a gran escala.

Máquina: La técnica consiste en estimular la médula espinal implantando 16 electrodos en la zona.

La estimulación medular complementada con rehabilitación “es la línea de trabajo más consistente que tenemos en este momento”, consideró Vidal. La técnica desarrollada por el equipo de Lausana consiste en implantar 16 electrodos en la zona lumbar para estimular la médula espinal por debajo del punto de la lesión. Los investigadores averiguaron de qué modo se debe aplicar la estimulación eléctrica para activar cada uno de los músculos de las piernas. Con esta información, otros equipos médicos podrán aplicar el tratamiento en otros hospitales. “Nuestro objetivo es desarrollar un tratamiento que sea accesible a todo el mundo”, declaró Grégoire Courtine, director de la investigación.

“Tenemos una estrategia para lesionados medulares y es la línea de trabajos más consistente que hay”. Joan Vidal director del i. Guttmann

Una vez implantados los electrodos, los pacientes aprenden a lo largo de la rehabilitación a controlar de nuevo cuándo contraen cada músculo de las piernas. Para que este control sea posible, es necesario que la orden del cerebro pueda llegar hasta las piernas. Esto se consigue reactivando conexiones neuronales funcionales que habían quedado inactivas. Por lo tanto, el tratamiento sólo puede funcionar en casos en que la lesión medular es incompleta, que representan el 55% de todas las lesiones medulares.

Detectan por los ojos la esclerosis

Según las conclusiones de un grupo de científicos portugueses de la Universidad de Minho, que investigó la enfermedad durante cuatro años, la esclerosis múltiple se puede diagnosticar a través del movimiento de los ojos. La hipótesis surgió ya que los pacientes que sufren esta enfermedad pueden tener problemas con el nervio óptico: el tiempo de reacción para mirar hacia un lado u otro es mucho mayor en los enfermos

Según los resultados presentados esta semana, bastaron cinco días de estimulación eléctrica para que los tres participantes en el estudio aprendieran a contraer los músculos caminando con ayuda sobre una cinta. Después de entre cinco y ocho meses de rehabilitación, los tres eran capaces de caminar. Un dato importante es que lo hacían incluso con el estimulador eléctrico apagado, lo cual demuestra que se habían restablecido conexiones entre el cerebro y las extremidades.

Los tres participantes aprendieron a caminar sobre una cinta adaptándose a cambios de velocidad, con pasos más largos y rápidos cuando hacía falta. En estos momentos, los tres pueden caminar durante más de una hora seguida o recorrer más de un kilómetro sin interrupción, unos registros sin precedentes en personas con lesiones medulares. Estos resultados superan a los presentados hace un mes por dos equipos estadounidenses, uno de la Clínica Mayo en Rochester y el otro de la Universidad de Louisville, que anunciaron que dos hombres y una mujer con lesiones medulares recuperaron la capacidad de caminar con ayuda, recorriendo hasta 104 metros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído