Macabro: una mujer mató y descuartizó a su pareja

El sangriento episodio ocurrió en la localidad bonaerense de Colón. La agresora, de 62 años de edad, primero le disparó y luego comenzó a cortar las extremidades con una amoladora. Su hermano, al que le pidió ayuda, la denunció a la Policía.

Un hombre fue asesinado de un balazo y su cuerpo luego fue descuartizado en la localidad de Colón, en el norte de la provincia de Buenos Aires, y por el crimen detuvieron a su pareja, quien le pidió ayuda a su hermano para deshacerse del cadáver pero él finalmente la denunció ante la Policía, informaron fuentes judiciales y de la fuerza.

La víctima fue identificada como José Luis Arenas (60), cuyo cuerpo fue encontrado en una vivienda ubicada en la calle 11 entre 50 y 51, en dicha localidad ubicada a 50 kilómetros de la ciudad de bonaerense de Pergamino.

Te puede interesar...

Según informaron voceros judiciales, una mujer identificada como Mafalda Beatriz Secreto (62) fue alrededor de las 7 de este sábado a la casa de su hermano para decirle que había asesinado a su pareja, y que necesitaba ayuda para deshacerse del cadáver.

Ante esto el hombre, identificado como Néstor Secreto (69), quedó estupefacto y sorprendido, y aunque descreía en parte de los dichos de su hermana, unas tres horas después se presentó en la comisaría local para informar a la Policía lo que le había dicho ella.

Tras esto, los efectivos concurrieron a la vivienda de la hermana del denunciante y en ella se encontraba la mujer, quien ante las consultas de los efectivos reconoció el hecho, por lo que fue trasladada a la seccional, mientras que la casa fue perimetrada a la espera del arribo de personal de Policía Científica y del fiscal interviniente.

Tras el ingreso a la finca, los peritos hallaron el cadáver de Arenas en un galpón ubicado en el fondo del terreno, tapado con la lona de una pileta, indicaron fuentes judiciales.

El cuerpo estaba boca abajo y descuartizado, ya que le faltaban los miembros inferiores a la altura de la rodilla, y el brazo derecho desde el codo, y además presentaba un orificio de entrada en el maxilar derecho.

En la vivienda también fueron secuestrados dos revólveres calibre .38; uno con seis cartuchos y dos vainas servidas, y el otro con cuatro cartuchos y dos faltantes; por lo que las armas de fuego -que aparentemente eran del hombre- iban a ser peritadas para establecer si con una de ellas le dispararon a la víctima.

Fuentes judiciales informaron que la mujer había comprado ayer una amoladora en una ferretería y que le comentó a un vecino que debía cortar madera, aunque en la vivienda no se hallaron vestigios de algún tipo de trabajo realizado con dicha herramienta, que además no fue hallada.

Los voceros agregaron que tampoco fueron encontradas las extremidades faltantes del cadáver de Arenas, pero que en la parrilla del quincho de la casa, contigua al galpón, fueron encontradas telas quemadas que todavía despedían humo, y cenizas en el baúl del auto que utilizaba la víctima, por lo que sospechan que fueron incineradas.

Por su parte, una vecina de una casa lindera declaró en sede judicial que escuchó una detonación en momentos en que se jugaba la final de la Recopa Internacional entre River Plate y Atlético Paranaense, pero que creyó que era un “cohete” propio de los festejos de algún hincha del “millonario”.

A raíz de este testimonio los investigadores reafirman que el asesinato de Arenas pudo haberse producido durante la noche del jueves último.

Intervino en la causa el fiscal Ignacio Uthurry, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Descentralizada de Colón, quien el domingo por la tarde indagará a Secreto, a quien le imputó el delito de homicidio calificado por el vínculo.

De acuerdo a los informantes, Secreto estaba divorciada y a comienzos de 2018 había comenzado a convivir con Arenas y, según los testimonios de vecinos, existían situaciones violentas y amenazas del hombre a la mujer, a la que incluso llegaron a ver golpeada.

Por este motivo, la imputada había realizado una exposición en la comisaría de la mujer, que dio intervención al Juzgado de Paz, y en la que ella solicitó una prohibición de acercamiento, pero finalmente Arenas -que había abandonado el hogar- volvió a la casa y se desestimó ese pedido.

Secreto será también sometida a pericias psiquiátricas para ahondar en los aspectos violentos de la relación y para establecer si hubo algún tipo de detonante que la llevó a matar a su pareja.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído