Marabunta y Neuquén van por el ascenso

Los clubes del Alto Valle no se achican en el rugby cuyano y quieren dar el salto de categoría.

Sofía Ibáñez

ibanezs@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Marabunta y Neuquén RC desembarcaron en el rugby cuyano con grandes aspiraciones y el objetivo de estar a la altura en una de las uniones más competitivas del país. El pase al Top 8 les fue esquivo la primera vez, pero encontraron revancha en la Copa de Plata. El Verde clasificó hace tres fechas, el Azul este domingo. A la fase regular le queda un capítulo más, que podría sentenciar un clásico valletano en semifinales por el ascenso.

Los cipoleños hicieron una campaña impensada. Fueron de menor a mayor y a ese crecimiento lo acompañaron los resultados. Por eso fue el primer equipo que obtuvo una plaza a la siguiente ronda, tras derrotar a San Juan en la 11ª fecha. “No me lo esperaba, uno siempre aspira a lo mejor, pero nunca creyéndosela antes de tiempo porque te puede jugar en contra”, reconoció Facundo Maina, forward de La Hormiga.

“Tenemos un grupo serio, con madurez y que no se conforma con lo que hacemos dentro de la cancha, queremos cada vez más. Eso se plasma en el juego y se ve en los resultados”, sostuvo Maina.

Marabunta viene de vencer a Universidad de San Juan con un equipo alternativo, con mucha juventud. “Fue una prueba de fuego”, dijo Maina, quien agregó que sirvió para evaluar la madurez del equipo. Pero el Verde ya piensa en Chacras: “Es otra final más. Siempre es mejor construir desde una victoria que desde una derrota”, aseveró. Y pensando en un posible cruce ante Neuquén en semifinales, el primera línea afirmó: “Cualquier rival que nos toque va a ser el mismo partido. Se va a jugar como una final”.

“La posibilidad de jugar un clásico se siente diferente, ya se sienten algunos cosquilleos si te ponés a pensar en eso”.Emanuel Soto. Rugbier de Neuquén RC

"Cualquier rival que nos toque va a ser el mismo partido. Así sea Universidad, Chacras o Neuquén”. Facundo Maina. Jugador de Marabunta

El Azul, más sufrido

De los seis partidos que Neuquén había jugado fuera de casa, en cinco había perdido. Sin embargo, antes de viajar a San Juan en busca de la clasificación ante Huazihul, el Azul ganó el clásico. “Respeto mucho a Marabunta, por eso lo tomamos como un verdadero envión anímico, nos sirvió para que los chicos vean lo lindo que es jugar un clásico, ganarlo y disfrutarlo; y era importante que este domingo afianzáramos lo que habíamos hecho con Marabunta”, afirmó Emanuel Soto, referente del conjunto capitalino.

“De a poquito van saliendo cosas, todavía no llegamos a nuestra mejor versión. Los más chicos nos dieron un apoyo importantísimo, este domingo la rompieron”, agregó el forward, orgulloso de los juveniles.

En las semifinales de la Copa de Plata se cruzarán el primero de la fase regular con el cuarto y el segundo contra el tercero. Hoy por hoy habría clásico, pero los cruces pueden cambiar en la última jornada.

Respecto del posible partido contra el Verde en semis, Soto reconoció que “se siente diferente”. “Si te ponés a pensar, ya se sienten cosquilleos, es algo muy lindo”, pero aclaró: “Todavía no hay nada definido, porque antes le tenemos que ganar a Belgrano y después veremos, lo que venga hay que ganarlo, somos conscientes de eso”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído