Mató al bebé, se lo dio a la mamá y le dijo que dormía

La niñera vistió a la criatura de dos meses y la puso en un carrito.

Estados Unidos. Una niñera embarazada asesinó a golpes al bebé de dos meses que cuidaba, lo vistió con un traje de esquiar, lo sentó en el cochecito y se lo entregó a la mamá como si estuviera dormido. El hecho ocurrió en Wisconsin, Estados Unidos, y es investigado por la Justicia local. Cuando la mamá del pequeño pasó a buscarlo no advirtió nada raro ya que era normal que él durmiera a esa hora del día. Pero cuando fue a sacarlo del asiento notó que sus piernas estaban rígidas. Ahí mismo intentó revivirlo, pero nada pudo hacer. Jamás imaginó lo que había pasado.

Marissa Tietsort tiene 28 años, está embarazada y es madre de cinco hijos. Ella también cuidaba del hermano, que es más grande. El diario USA Today publicó que la autopsia determinó que el bebé murió de “lesiones contundentes en la cabeza provocadas por múltiples impactos”. Además, según el forense, tenía tres lesiones importantes en la cabeza, lo que indica que se utilizó “una fuerza significativa”. Por otro lado, el mismo medio comunicó que desde octubre del año pasado Tietstor está detenida por este caso. Frente a esto, la familia comenzó a estampar remeras con la cara del bebé y la consigna “Justicia para Benson”.

Te puede interesar...

Según la autopsia, Benson fue asesinado a golpes. La madre se dio cuenta de que algo andaba mal porque no despertaba y tenía las piernas rígidas

Si bien el caso se dio a conocer recientemente, el asesinato del pequeño ocurrió el 18 de octubre de 2018. Ese día, la mamá del bebé se lo entregó a Marissa para que lo cuidara mientras ella iba a trabajar. Horas después, la niñera se enteró de que había salido una noticia en la que la acusaban de abuso infantil. Fue así que llamó a la mamá del nene, le rogó que confiara, negó la acusación y le pidió que no le dijera a nadie que ella cuidaba a su bebé. Los padres del bebé fallecido, Megan Royce y Dylan Baum, señalaron que habían conocido a la asesina de su hijo hacía un año, ya que la mujer era amiga de un conocido de ella.

Mientras la Justicia investiga lo sucedido, la niñera está presa a la espera del juicio. “No soy un monstruo. Soy una gran madre”, se defendió Tietsort de los cargos de homicidio intencional.

u$s 500.000 Es la fianza que la Justicia le ordenó a la niñera asesina.

estados Unidos está conmocionado con este macabro caso. Marissa Tietsort está detenida a la espera del juicio. lo más probable es que pase el resto de su vida tras las rejas.

Lo curioso de esta tragedia es que ahora aparecen antecedentes de la niñera. Semanas antes de la muerte del bebé, la acusada cuidaba a una niña de 11 meses y Tietsort le dijo a la madre que la beba se había caído de un sofá y se había lesionado la cara. Sin embargo, los médicos establecieron que las lesiones no podrían haber ocurrido a partir de una caída como la descrita por Tietsort.

También se supo que un año antes, un niño de 3 meses que estaba a su cuidado sufrió lesiones. Sin embargo, la niñera no fue acusada en el caso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído