"Me gustaría volver a Neuquén o Río Negro"

Guillermo Hernando, el ex arquero neuquino del Lobo y su presente.

POR MARTIN GAMERO / deportes@lmneuquen.com.ar

Guillermo arrancó desde muy chico con el fútbol. Mientras practicaba varias disciplinas, pero el deporte más popular del mundo siempre estuvo un paso por delante del resto. “Arranqué en Independiente de Neuquén cuando tendría 5 o 6 años. Me la pasaba en el club”, recuerda el guardametas.

A un mundialito disputado en Río Negro y Neuquén arribó gente de Estudiantes y de Gimnasia de La Plata. Allí se le abrió la posibilidad de partir de su ciudad natal y encontrar nuevos rumbos en su vida futbolística.

“Pude probarme en ambos clubes. En ese momento la única diferencia era que Manuel García, un amigo, se fue al Lobo y lo acompañé”, destaca.

En el Tripero hizo gran parte de su carrera. Incluso llegó a jugar con quien es hoy uno de los ídolos máximos de la entidad platense: Guillermo Barros Schelotto. “Coincidimos entre los años 1995 y 1997. Pude compartir varios entrenamientos y jugamos algunos partidos juntos”, afirma el neuquino.

Además, años después, el 24 de febrero del 2002, se dio el lujo de atajarle un penal en la Bombonera cuando el Mellizo era jugador de Boca (Clausura 2001/2002), partido que terminó empatado 1-1.

“Cuando uno juega con equipos grandes son lo que más quedan en la memoria. Por suerte me ha ido bien contra Boca y San Lorenzo. Sigo viviendo cada partido como algo único”, destaca.

Atajó en Gimnasia de La Plata en la época en la que el Lobo peleaba campeonatos y fue compañero de Guillermo Barros Schelotto, entre otros. En la actualidad es el técnico de la reserva de Defensa y Justicia.

Hernando tuvo la oportunidad también de jugar en el exterior, en países como Paraguay, Bolivia, Grecia y Colombia. Justamente en este último recuerda una gran anécdota que siempre cuenta en algún que otro asado.

Se retiró en Crucero del Norte hace siete años. Guillermo asegura que le costaban las concentraciones y los viajes. “Tenía pensado pasarme del otro lado y ser parte de un cuerpo técnico”, cuenta.

p38-f02-guillermo-hernando.jpg

Y así fue, se empezó a dedicar a entrenar arqueros en varios equipos como Unión de Mar del Plata, el propio Gimnasia y Aldosivi. Este año se sumó a Defensa y Justicia pasando a ser el técnico de la reserva. Sobre la posibilidad de volver a Neuquén, subrayó: “Me encantaría volver a trabajar en Neuquén o Río Negro. En su momento tuve la charla con dirigentes de un club que juega el Federal A pero no se dio. Hoy por hoy estoy cómodo con el proyecto que tenemos en el Halcón de Varela”.

--> Banca al mellizo y elogia al 1 neuquino Arias

“Poca gente le da valor a lo que hizo Guillermo en Boca. Para mí juegan bien y ha tenido un nivel muy alto. Por algo logró el bicampeonato y llega, por segunda vez consecutiva, a las semifinales de la Libertadores. Creo que Boca encontró una solución de técnico luego de mucho tiempo. Con el tiempo se lo va a valorar”, indica Hernando en su enérgica defensa sobre el entrenador xeneize, al que tuvo de compañero.

Por otro lado, elogió al también arquero neuquino, como él, Gabriel Arias. “Lo veo espectacular. Maduró muchísimo. Es un arquero de jerarquía. Pasa que cuando estaba en Defensa no se le daba la trascendencia que merecía. Ya brillaba. En Chile siguió creciendo y en Racing está dando seguridad y tranquilidad”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído