Medalla de oro en tenacidad

Con más de 95 preseas hasta anoche, Argentina estaba sexta en el medallero de los Juegos Panamericanos de Lima 2019, sólo por debajo de Cuba y los países más poblados del continente, como Brasil, Estados Unidos o México.

El buen desempeño de los atletas argentinos no deja de ser un motivo de orgullo, pero fue logrado, en muchos casos, gracias al tesón de los deportistas, que a diario enfrentan numerosos obstáculos para poder dedicar sus horas al entrenamiento de elite y cumplir con todos los aspectos que requiere la competición de alto rendimiento.

Te puede interesar...

La falta de infraestructura para practicar sus disciplinas y las becas que se cobran tarde o que no llegan a cubrir sus gastos corrientes los llevan, en algunos casos, a trabajar en profesiones poco ligadas a sus disciplinas. Solo algunos afortunados pueden dedicarse en un cien por ciento a los deportes en los que se destacan.

El buen desempeño es gracias al tesón de los deportistas, que a diario enfrentan muchos obstáculos.

Tras ganar la medalla de plata, la kayakista Nadia Riquelme, oriunda de San Martín de los Andes, pidió que el Municipio habilite un lugar para que pueda remar con sus alumnos de la escuela de kayak. Aseguró que los ríos de la zona son un lugar privilegiado para la práctica y aclaró que el potencial de sus estudiantes es “enorme”, pero la falta de entrenamiento no les permite despegar.

Hace pocos días, las jugadoras de básquet perdieron un partido ante Colombia por haber llevado el color equivocado de camisetas. Tras despedirse de la posibilidad de una medalla, volvieron a competir y ganaron contra la selección de Islas Vírgenes, lo que demostró que su talento podía más que los errores de la organización. La sucesión de obstáculos se muestra evidente. Pero los atletas se llevan un oro en tenacidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído