Meditación orgásmica, una técnica antiestrés

Es una tendencia que sin dudas despertará la curiosidad de todas.

Nueva York
En los tiempos actuales, con todo el mundo corriendo de aquí para allá, sin tiempo para el ocio y la tranquilidad, son muchas las técnicas de relajación que han surgido, como el yoga, pasando por los libros de autoayuda. Sin embargo, en los últimos años, ha aparecido otra mucho menos convencional que desde luego no deja a nadie indiferente: la meditación orgásmica o stroking (acariciar).

Con esta nueva técnica, las mujeres llegan al clímax en unos 15 minutos, aseguran los expertos.

Que el sexo es placentero está claro y que llegar al orgasmo nos deja sumidos en un profundísimo estado de relajación también, pero esta técnica, ideada por Nicole Daedone, pretende llevar el proceso al extremo, consiguiendo producir una alta dosis de oxitocina. Esta hormona es un desestresante natural que anula los efectos del cortisol, estrechamente involucrado en los procesos de estrés.

Stroker Es la persona que aplica la técnica, quien se encarga de la estimulación del clítoris.

Para conseguir estos efectos, lo que se pretende es llegar al orgasmo de manera lenta, dando especial importancia al proceso para obtenerlo en lugar de enfocarse a la meta y consiguiendo un clímax de unos 15 minutos aproximadamente. Hasta aquí todo puede parecer relativamente normal, pero hay un dato de lo más curioso, y es que el proceso requiere la ayuda de los conocidos como “strokers”, unos “trabajadores cualificados” que se encargan de la estimulación del clítoris y que no tienen por qué ser la pareja de la mujer que se somete al tratamiento. De hecho, se encuentran vestidos en todo momento y su función queda totalmente desvinculada del acto sexual en sí.

¿Cómo ayuda?
Aunque pueda parecer una técnica para tratar problemas en las relaciones de pareja, en realidad no tiene nada que ver con eso. Muchas de las mujeres que se han sometido a este tratamiento tenían una vida sexual plena con sus parejas, mientras que sus problemas eran de otra índole, especialmente asociados con el trabajo y las relaciones interpersonales. Sin embargo, todos estos problemas parecían desaparecer a medida que avanzaban en el tratamiento.

El papel de los strokers
Lógicamente, que un completo desconocido te acaricie el clítoris no es algo cómodo, pero precisamente por eso los strokers siguen una serie de normas muy concretas. Además de que permanecen vestidos en todo momento, los strokers deben informar detalladamente a la mujer sobre el proceso y no comenzar hasta que esta les dé permiso. Además, la mujer puede hacerles cambiar el ritmo o parar en cualquier momento, de modo que es ella la que toma las decisiones.

El dato
El yoga y sus beneficios

Realizar diversos ejercicios de flexibilidad en yoga hace que tu cuerpo sea más fuerte, además de que te libera de muchas tensiones emocionales, lo cual se refleja en una vida sexual más satisfactoria. Una de las principales razones para practicarlo es que el yoga incrementa tu flujo sanguíneo y algunas posiciones, como el águila, son muy benéficas para la pelvis, lo que genera que la sensibilidad y el deseo sexual aumenten.

Además, permite que tengas un mejor control de tus emociones, dejando a un lado el miedo, el estrés y las preocupaciones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído